A 150 días del comienzo de la cuarentena y de la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) ANSES reforzó los controles sobre quienes son los beneficiarios e hizo un ajuste en los requisitos para recibir el subsidio.

La Resolución 16/2020 publicada la semana pasada especificó que revisarán los requisitos para los menores de 25 años que perciben el bono y deberán demostrar que viven solos o que ninguno de sus convivientes tiene trabajo formal o jubilación. También se revisará el nivel de gastos de esas familias.

 Embed      

El texto de la Resolución 16/2020

  • Solicitantes con menos de 25 años
    “Cuando el o la solicitante tenga menos de 25 años y el domicilio de residencia registrado en la ANSES sea igual al domicilio de sus padres registrado en dicho organismo, el grupo familiar se considerará compuesto por el o la solicitante y sus padres a los efectos de los requisitos y demás condicionalidades establecidas”.
  • Evaluación socioeconómica con AFIP
    “Anses requerirá a la Administración Federal De Ingresos Públicos (AFIP) la realización de la evaluación socioeconómica y patrimonial a fin de determinar la pertinencia de cada solicitud.”
 Embed      

Nada menos que 1,7 millón de jóvenes se registraron como hogares unipersonales al solicitar el beneficio y ANSES reveló que entre las 9 millones de personas que cobran los $ 10.000, hay 4,1 millones de hogares formados por una sola persona.

Dentro del IFE hay 2,5 millones de beneficiarios que tienen entre 18 y 24 años, lo que representa el 28% del total. Esto hace que la mitad de los jóvenes del país de esas edades cobren el bono de $ 10.000.

Las condiciones del IFE

  • Solo una persona por familia puede recibir el beneficio.
  • Todos los integrantes del hogar deben estar desocupados o tener trabajo informal y no percibir jubilación, pensión, planes sociales ni prestación por desempleo.
  • La excepción son las trabajadoras domésticas y las titulares del Asignación Universal por Embarazo (AUE) y la Asignación Universal por Hijo (AUH).
 Embed      

Lo que ANSES ha detectado es que hay jóvenes que cobran el bono pero que conviven con personas que tienen ingresos y no deberían recibir este beneficio. 

Otro punto que se adicionó es que la ANSES le pedirá a la AFIP que haga las evaluaciones socioeconómicas y patrimoniales para determinar si una persona puede o no acceder al IFE.

ANSES está avanzando con el pago de la tercera tanda del IFE y se analiza que ocurrirá a partir de septiembre. Una de las alternativas bajo evaluación es que haya una cuarta tanda del bono y la otra opción que este beneficio fuera reemplazado por un programa que bajo el formato de una renta básica alcance únicamente a 3 millones de familias vulnerables.