Diario Uno > Sociedad > NASA

Gerónimo, el mendocino de la NASA que tiene un pie en Marte

En la exitosa misión de la NASA Mars 2020, que puso al rover Perseverance en Marte trabaja un científico mendocino, que estudia la posibilidad de encontrar vida

El pasado jueves 18 de febrero una misión de la Agencia Espacial estadounidense -NASA- logró llegar al planeta Marte y colocar al sobre la superficie al vehículo de exploración (rover) Perseverance, que ya comenzó a trabajar en su objetivo: buscar rastros de vida en el planeta rojo. Todo el mundo siguió estas históricas alternativas en vivo, pero en Mendoza no fuimos sólo meros espectadores, ya que uno de los científicos de la exitosa misión Mars 2020 es de nuestras tierras: Gerónimo Villanueva.

Gerónimo Villanueva tiene 42 años, es un mendocino de padres juninenses que vivió en Guaymallén y luego se fue a estudiar a Estados Unidos. Se recibió de Ingeniero en Electrónica y Electricidad en la Universidad Mendoza, y luego hizo un Master en la Freiburg University de Alemania y se recibió con la Promoción del 2004. Un año después ingresó como científico al NASA Goddard Space Flight Center, donde trabaja actualmente y vive en Washington DC. No conforme con ser una de las mentes que hizo posible la llegaba de la misión Mars 2020 al planeta hermano de la Tierra, Villanueva sueña con ser uno de los astronautas que vaya en otro vuelo tripulado a Marte y a la Luna.

Gerónimo fue quien descubrió mediante un satélite la presencia de indicios de agua en el planeta rojo, y actualmente investiga el destino de ese elemento y si hay vestigios de vida, actual o pasada en Marte.

"Yo trabajo en lo que son las exploraciones del sistema solar, mandando robots y preparando satélites. Ahora trabajo en la misión donde estamos orbitando Marte para buscar vida o indicadores de vida vigente o vida pasada a través de la atmósfera", explicó Gerónimo, casado y papá de una nena de 9 años, en una entrevista realizada en el programa de Radio Nihuil Primeras Voces, donde charló con Sara González y Pablo Gherardi.

Respecto a su trabajo en la Agencia Espacial de Estados Unidos, continuó: "Yo actualmente mido el agua de Marte y vamos a hacer estudios para ver cuánta agua tenía en el pasado. Pudimos descubrir que en el pasado tuvo un océano que cubría gran parte de la superficie. Eso abre la posibilidad de que el planeta sea más habitable, y se puede creer que si esta agua se mantuvo debajo de la superficie Marte pueda tener habitabilidad. Entonces lo que hace este robot que llegó la semana pasada es ver si hay algún rastro de vida en Marte. Trabajo mucho con datos de satélites y preparando los futuros robots a Marte y resto del Sistema Solar", detalló Villanueva.

La NASA difunde un vídeo espectacular del amartizaje del Perseverance

Buscando vida en otros planetas

Sobre las expectativas de los científicos de NASA sobre la misión a Marte, expuso: "Se están buscando modos de vida muy simples, si lo comparamos con parámetros de la Tierra, acá la vida fue muy simple al comienzo, y estamos buscando ese tipo de vida, que es la más probable, y también esta misión es muy importante porque hace una exploración a futuro para la vida de los seres humanos en Marte.

Respecto a la opinión personal de Gerónimo sobre si existe vida en otros planetas, él aclaró: "Acá entramos en un tema filosófico, y tiene que ver con la formación de cada uno. Yo personalmente, que tengo un perfil más técnico, lo veo poco probable, soy escéptico en ese sentido, pero si se lo preguntás a un biólogo, que se pasa todo el día viendo vida bajo un microscopio, te va a decir que seguro que hay vida por todos lados. Creo que la respuesta tiene que ver con la cercanía de estudiar o no procesos biológicos", dijo el hombre que tiene el honor de ver que le pusieran su apellido a un planeta.

Cuando se lo consultó sobre cómo llego a la NASA, el científico mendocino reflexionó: "Cuando veía las imágenes desde la sala de comandos que controlaba los aterrizajes, con todos trabajando, te das cuenta del perfil de cada uno de ellos. ¡Hay gente de todos los lugares del mundo! o que tiene NASA es que es una organización tan cosmopolita, que recibe a gente de todos lados", comenzó explicando.

Luego Gerónimo continuó: "A mí me gustaban las cuestiones técnicas desde chiquito, pero la NASA era algo inalcanzable. Pero cuando uno trabaja en Nasa se da cuenta que no es así, hay muchísimas oportunidades, solamente hay que seguir las pasiones, y si es la del espacio, en NASA tiene las chances para crecer. También tuve la suerte de tener a mucha gente que me ayudó mucho en mi carrera: mis profesores en Mendoza, que me abrieron las puertas".

Teniendo ya 16 años trabajando en la NASA, se lo consultó a Villanueva sobre cuáles son los objetivos prácticos de la "carrera espacial" y viajes a otro planeta: “Volvemos al tema filosófico, especialmente creo que la idea es conocer más los horizontes, pero creo que, aunque nos parezca descabellado pensar que algún día viviéramos en Marte, yo pienso que lo vamos a alcanzar a ver nosotros mismos", confesó.

"Creo que en 200 años más vivir en Marte va a ser parte de la humanidad" "Creo que en 200 años más vivir en Marte va a ser parte de la humanidad"

"Acá no interesa tanto la carrera en sí, para ver quien pone la banderita primero, ya no es la época de la Guerra Fría. Ahora hay muchos países lanzados a la exploración espacial, y existe muchísima colaboración entre todos, tanto con información, como con recursos humanos", agregó sobre los esfuerzos de los países por explorar el Cosmos.

El objetivo: que en 15 años haya humanos en Marte

"Estamos trabajando en esto. Lo lindo de trabajar en la exploración en Marte. Es muy complicado viajar ahí, de ida y vuelta, mucho más difícil que viajar a la Luna", destacó el mendocino, que enfatizó: "Pero creo que en 15 años el objetivo es que haya seres humanos en Marte".

La tarea no es para nada fácil, y está llena de dificultades; sobre ellas se centró Gerónimo: "Se puede resumir muy fácil: hay que construir una plataforma como Cabo Cañaveral en Marte. Ese es el nivel de complejidad del que estamos hablando, porque es un planeta que tiene muchísima gravedad, tiene la mitad que la de la Tierra, pero tiene gravedad. Además, el viaje demora 6 meses de ida, hay que esperar dos años en Marte, para que se alineen las órbitas, y otros 6 meses de vuelta. Es un viaje de 3 años de ida y vuelta. Toda esa logística la hace muy difícil", informó.

"Se está trabajando con nuevos conceptos para simplificar los cohetes, y que no necesiten de tanta infraestructura para el lanzamiento. La idea es como la que trabajan los cohetes de la empresa Space X, donde el cohete tiene que ser más autosuficiente, sale de una simple plataforma sin las estructuras que se usaban antes, y así facilitar el trabajo en el otro planeta", describió Villanueva sobre el rumbo que lleva el desarrollo de las misiones espaciales.

En la lista de voluntarios para ir a Marte

Sobre la nueva raza de pioneros que irán a extender los horizontes de la humanidad en el espacio, el ingeniero explicó que "NASA ya está eligiendo a sus candidatos para la camada que va a viajar a Marte, y ahora la Agencia Espacial Europea (ESA) también ha hecho su camada para astronautas, así que están todos los países con esa perspectiva".

Sobre los perfiles de búsqueda de las agencias espaciales, Villanueva se extendió: "Lo lindo de la exploración del astronauta es que el perfil es diverso. La idea es que hay que mandar a la humanidad para explorar; se buscan capacidades de todos los ámbitos. Obviamente que hacen falta pilotos para que vayan, pero también se buscan científicos de muchísimas formaciones. Por ejemplo, La Agencia Espacial Europea (ESA), te exige que tengas tres años de experiencia científica, nada más", dijo, para agregar: "Yo, como muchos argentinos, tengo nacionalidad italiana (también), y estoy pensando en inscribirme, pero ya apliqué para la Americana (NASA), donde hay miles de candidatos, y yo soy uno de ellos, y ya nos enteraremos si la selección se hace en estos meses".

Primer paso: la Luna

Con la mirada puesta en llegar con vuelos tripulados a Marte, el planeta más cercano a la Tierra en el Sistema Solar, Gerónimo explicó que hay un primer paso en la conquista, y es la Luna. "Actualmente se está trabajando con una primera camada que va a viajar a la Luna y de ahí, si no están demasiado viejos los astronautas, para que viajen ellos a Marte. La idea de ir a la Luna es de hacer una exploración autosustentable. Cómo los recursos de nuestros planetas no son finitos, se busca ir a la Luna, pero ya con un perfil de usar los recursos que hay en la Luna, para que la exploración sea sustentable", informó el argentino.

Consultado si él piensa que haya una “fecha de vencimiento” para nuestro planeta, asociad a ese interés por buscar otros lugares habitables, Gerónimo dijo: “No creo que haya una fecha de finitud. Creo que lo que hace la exploración del espacio es darnos una perspectiva, nos ayuda a apreciar más a nuestro propio planeta, y no creo que lo vayamos a destruir, soy un convencido de que la humanidad, a pesar de que cometemos muchísimos errores constantemente también se autocorrige y puede mejorar a futuro. Creo que la humanidad tiene muchísimas cosas positivas. Tener un objetivo común, como viajar al espacio, nos ayuda a dejar atrás nuestras diferencias y trabajar en conjunto", concluyó Gerónimo Villanueva, un científico que estudia, crea y supervisa en la NASA con ojos de mendocino.

Seguir leyendo

Temas