Feng Shui

Feng Shui y los espejos en el hogar: dónde ubicarlos para tener buena suerte y abundancia

Si tienes espejos en tu casa o pensabas sumar uno, descubre dónde ubicarlo para tener abundancia, según el Feng Shui

Los espejos son parte fundamental de la decoración del hogar, ya que suelen tener un gran protagonismo y aportan varios beneficios. Por eso, el Feng Shui comparte los lugares ideales para ubicarlos y de esa forma atraer abundancia y buena energía.

De esta manera, los espejos no solo adornan, agrandan los espacios y multiplican la luz del lugar, también potencian las energías positivas del lugar. Pero para que esto suceda, el Feng Shui recomienda ponerlos en lugares estratégicos del hogar.

feng shui abundancia energía (2).jpg

El Feng Shui además de compartir distintos rituales para tener una vida equilibrada, armónica y con abundancia, es un gran aliado y consejero en temas del hogar. En este sentido, ayuda a crear distintos espacios y a organizar los muebles y objetos que se encuentran en cada ambiente.

Este es el caso de los espejos que para el Feng Shui es un elemento capas de modificar las energías. Por eso, es muy importante saber dónde ubicarlos para ser un imán de las buenas vibras y alejar las malas energías que puedan afectar a quienes viven en el hogar.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo armar la mesa para comer y atraer la abundancia, según el Feng Shui

Feng shui espejo energía.jpg

Feng Shui y los espejos en el hogar: dónde ubicarlos para tener buena suerte y abundancia

Según el Feng Shui, es aconsejable no tener espejos rotos o fragmentados ya que los reflejos múltiples pueden alterar la energía y además desvirtúan la imagen personal.

  • Dormitorio: ponlo en una lateral donde no se refleje la cama, es decir, evita que estén frente a la cama o sobre la cabecera. Esto es porque estimula el chi durante la noche y esto hace que la mente no descanse bien. Además, puede afectar la energía del amor y de la pareja.
  • Living: es importante que el reflejo del espejo muestre algo que nos guste, de esta manera se potencia la energía positiva y aleja los problemas. Además, agranda los espacio y a multiplica la luz.
  • Baño: el Feng Shui recomienda no ponerlo frente a la puerta, porque hará que la energía se escape. Si no puedes evitarlo, mantén siempre la puerta cerrada.
  • Recibidor: la puerta de entrada es el lugar por donde el hogar absorbe la energía. Por este motivo, evita ponerlo frente a la puerta principal, ya que la energía entrará y rebotará haciendo que se escape. Si quieres puedes ponerlo a un costado asegurándote que no refleje la puerta.

►TE PUEDE INTERESAR: 4 consejos para tener abundancia y buena suerte a través del baño, según el Feng Shui

Temas relacionados: