Diario Uno > Sociedad > psicóloga

Es psicóloga y en la pandemia abrió un espacio para ayudar en las tareas escolares

Cyntia Impagliazzo era directora de un jardín maternal, pero tuvo que reconvertirse. Abrió, junto a otros profesionales, un lugar para asistir con las tareas y dar talleres recreativos.

Durante muchos años, la psicóloga Cyntia Impagliazzo fue directora de un conocido Jardín Maternal. Sin embargo, la pandemia de covid obligó a mucha gente a tomar nuevas decisiones y transitar otros caminos. A ella la llevó a no estar más frente al jardín, y buscar nuevas posibilidades laborales.

Así surgió la idea de abrir, junto a otros profesionales, un espacio que contuviera y diera respuesta a las necesidades que se generaron en las familias con la pandemia de Covid. El emprendimiento cobró forma y obtuvo un nombre: "La Casita Bienestar" básicamente, ofrece asistencia tanto para los chicos en sus tareas virtuales, como para las madres, padres y adultos que se hacen cargo de la educación semipresencial de los niños

casita bienestar 2.jpg
En este espacio los chicos pueden realizar las tareas y las madres y padres realizar otras actividades de dispersión

En este espacio los chicos pueden realizar las tareas y las madres y padres realizar otras actividades de dispersión

La casita tomó forma

"Busqué trabajo pero fue muy difícil, así que nos pusimos en marcha para armar nuestro propio proyecto. Yo solo alquilé la casa pero trabajamos en comunidad, yo soy psicóloga, tenemos apoyo escolar y talleres artísticos y espacios de distensión para niños y adultos, sobre todo para las mamás"

Según la psicóloga, tanto los niños como los adultos necesitaban contención tras los efectos del primer año de pandemia, y de la angustia de afrontar otro año complicado.

Además, para los chicos ha sido un gran impacto pasar a la virtualidad sus relaciones sociales y su aprendizaje. Entonces les cuesta más concentrarse y encarar la resolución de las tareas, frente a adultos también agotados y exigidos.

casita bienestar 1.jpg

Por lo tanto, en la Casita, los chicos pueden ir a realizar las tareas escolares, y además, hacer talleres recreativos como guitarra, pintura y modelado.

En tanto, para las madres y padres hay otro tipo de actividades, tanto relajantes (como sesiones de Reiki y masoterapia) como de arte y hasta de mindfulness, un taller que dicta la propia psicóloga y que está pensando en adaptarlo también a los niños.

"Pensamos la Casita como un espacio comunitario adonde las personas fuesen según su necesidad y que contaran con variedad de opciones. En mi caso particular, quería unir la psicología con actividades complementarias que sirvieran para bajar la ansiedad".

En carne propia

Cyntia contó que pensó en esta posibilidad porque vivió estas necesidades en carne propia.

"Tengo tres niños y me tocaron las tareas virtuales, todavía estoy viendo la locura de las tareas" contó.

Además, explicó que aunque ha sido una vivencia muy habitual en pandemia, que las familias hayan tenido que agregar a sus obligaciones habituales de trabajo la realización de las tareas escolares, no hay lugares que den respuesta a esta situación. "Planteamos este interés, y la recepción ha sido muy buena, los chicos vienen a hacer sus clases y a reforzar o repasar, y los adultos pueden tomar un taller al mismo tiempo"

Antes de concluir, la psicóloga destacó la idea principal del emprendimiento que lleva adelante junto a docentes, profesores de arte y otros profesionales. "El objetivo fundamental es promover el bienestar, porque la patología de estrés que está arrasándonos, nuestra intención es que todos tengamos un espacio para distendernos"

Seguir leyendo