"Pasamos una madrugada de locos", dijo Samira vecina de la calle Pueyrredón, de Ciudad, quien fue sorprendida pasadas las 3 de la mañana por una gran explosión que, tras pasados algunos minutos, comprendió que procedió del desmoronamiento de un enorme árbol.

El ejemplar de acacia levantó la vereda y cayó encima de un Honda Fit que se encontraba estacionado en la calle, el cual quedó prácticamente destruido.

"Se cortó la luz y no podíamos ver nada por la ventana. Escuchamos que sonaba la alarma de un auto y pensamos que alguien quería robar pero cuando salimos vimos lo que había pasado", contó Egle, otra de las vecinas de la zona.

 Embed      

"La dueña del auto estaba completamente en shock cuando vio el auto, tratamos de tranquilizarla y llamamos a la policía", narró la primera mujer que se quejó porque el incidente provocó que su vivienda y otras dos se quedaran sin energía eléctrica. 

Fue cerca de las 7 que personal de la Municipalidad de Ciudad llegó para intentar habilitar la calzada. Con motosierras desrramaron el ejemplar y lo sacaron del lugar.

La caída también produjo algunos daños menores en las casas colindantes, por lo que los vecinos esperan la visita de un inspector del municipio que pueda constatar esta situación.

 Embed      

Noche con mucho movimiento

La acacia que se desmoronó en Pueyrredón, entre Granaderos y Martínez de Rozas, no fue el único episodio al que tuvo que hacerle frente la Municipalidad de Capital en la madrugada del sábado.

La lluvia y los fuertes vientos que se registraron también provocaron que otro ejemplar en Mitre y Pedro Molina cayera sobre el parabrisas de otro vehículo. En tanto, en el predio del Hospital Central también un ejemplar terminó en el suelo.

"Hemos estado trabajando durante toda la noche y hemos logrado que todas las calles ya se encuentren transitables", expuso a Diario UNO Mario Campos, subsecretario de Higiene y Servicios de la comuna.

 Embed      

Te puede interesar...