Diario Uno > Sociedad > Padre

El Padre Brítez murió luego de luchar contra el coronavirus

El cura villero, Padre "Bachi" Brítez falleció después una larga lucha de más de dos meses contra el coronavirus

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, decretó tres días de duelo municipal por la muerte del sacerdote Basilicio Brítez, conocido popularmente como “el Padre Bachi”, quien desde hacía dos meses estaba internado a causa de haber contraído coronavirus.

“Con motivo del lamentable fallecimiento de nuestro querido padre Bachi se declara duelo en todo el distrito de La Matanza por el término de tres días a partir de hoy, debiendo permanecer las banderas nacional, provincial y municipal a media asta en los edificios públicos por el mismo lapso”, se informó en un decreto firmado por Espinoza.

Te puede interesar...

De igual modo, el jefe comunal invitó a todo el personal municipal a asistir en forma virtual a los servicios religiosos que se brindarán en memoria del cura. Esta tarde, el sacerdote Pepe Di Paola celebró una misa por su eterno descanso y “para acompañar a su familia y a la Iglesia de San Justo”. La ceremonia se podrá seguir por YouTube y Facebook.

El padre Bachi tenía 52 años. Era el párroco de la iglesia San Roque González del barrio Almafuerte, en San Justo, y era reconocido por su trabajo pastoral en los barrios de emergencia del partido. Se encontraba internado en la clínica San Camilo con pronóstico reservado a causa de otras afecciones que complicaron su cuadro. Padecía problemas en los riñones, era hipertenso y diabético.

Espinoza definió a Brítez como “un auténtico ejemplo de la caridad cristiana, esa que lo hizo amar al prójimo incluso sobre sí mismo, y la lucha para que todos tengan igualdad de oportunidades y justicia social”. “Ha sido durante toda su vida ejemplo de amor, pasión, entrega, fe, fuerza y solidaridad y que ahora descansa en la paz del Señor. Fue ejemplo de entrega por el otro en toda La Matanza”, agregó.

En sus redes sociales, el intendente publicó una foto donde aparece retratado junto al cura y la actual vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, en la Villa Palito. “Bachi eligió ser el párroco de Villa Palito, donde vivió desde sus 10 años, luego de que familia fuera expulsada de una villa de la Capital Federal en tiempos de la dictadura. Trabajó siempre por los más vulnerables con un compromiso inagotable, que fue el don que Dios le dio. Todo su camino vocacional fue en nuestro Municipio”, escribió.

En su mensaje, también recordó que el cura “solía decir que la opción siempre va a ser por los pobres”, por lo cual consideró que “su obra y su legado serán eternos”.

Espinoza despidió a su amigo con las siguientes palabras: “Querido Bachi, vas a vivir siempre en el corazón de tu pueblo porque los grandes como vos nunca se van, siempre están. Abrazo grande querido gordo, hasta siempre y muchas gracias por todo”.

Luego de conocerse la lamentable noticia, la vicepresidenta Cristina Kirchner y otros funcionarios también recordaron a Brítez. “En la foto lo está recibiendo a Néstor en Villa Palito, cuando anunció su urbanización en 2004. Por favor, cuídense mucho… Por ustedes, por sus seres queridos y por el prójimo también”, publicó la ex mandataria, adjuntando una fotografía en la que se lo ve junto a Néstor Kirchner.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1299781319883456512

Por su parte, el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, manifestó su “enorme tristeza” por el fallecimiento del cura villero. También destacó su lucha “incansable” por la dignidad de los más humildes.

Tras comunicar que había contraído COVID-19, el 21 de junio pasado, el padre Bachi también había recibido un mensaje de apoyo del papa Francisco a través de un video.