En medio del horror

El duro testimonio de un enfermero que estuvo en el atentado a la AMIA

Por UNO
 Embed      

Rubén Antonil (66), quien era enfermero y estuvo el 18 de julio de 1994 en el lugar que se produjo el atentado a la AMIA (se cumplieron 25 años de la tragedia), en Buenos Aires, dio un duro testimonio y señaló este jueves en Radio Nihuil que lo que más lo impactó fue cuando le tocó asistir a una adolescente que después falleció.

Te puede interesar:  "Mamá", el emotivo video de una joven que perdió a su madre en el atentado a la AMIA

Antonil señaló: "Cerca de mitad de cuadra había gritos, nos acercamos con el médico y había una chica muy joven, habrá tenido 16 o 17 años y apenas podía abrir sus ojos porque le salía sangre de su cabecita, pobrecita. Me impactó mucho porque me agarró la mano, me miró y balbuceó: 'Dios te bendiga'. Nunca me voy a olvidar de eso".

El hombre, que reside en Mendoza y es jubilado, relató cómo fue estar en el lugar de la tragedia, asistir a las personas heridas y sacar a las personas fallecidas.

"Fue muy fuerte eso. Cargamos a la chica inmediatamente a la ambulancia con el collarín puesto. El lugar más cercano era el Hospital de Clínicas y otros heridos iban al Fernández. A media cuadra falleció la chica. Volvimos al lugar y estuvimos trabajando como hasta las 20. Te preguntaban si habías visto una persona vestida de tal manera o con una mochila y no podías responder porque era todo barro, tierra, polvo y sangre". "Fue muy fuerte eso. Cargamos a la chica inmediatamente a la ambulancia con el collarín puesto. El lugar más cercano era el Hospital de Clínicas y otros heridos iban al Fernández. A media cuadra falleció la chica. Volvimos al lugar y estuvimos trabajando como hasta las 20. Te preguntaban si habías visto una persona vestida de tal manera o con una mochila y no podías responder porque era todo barro, tierra, polvo y sangre".

Rubén Antonil, quien era enfermero en el atentado a la AMIA

Relató cómo fueron los primeros momentos cuando se produjo el atentado donde murieron 85 personas. "Teníamos el servicio de emergencia del Alto Palermo. Estaba a punto de abrir el shopping, a las 10, cuando se escuchó ese tremendo impacto, no sabíamos qué era".

Añadió: "Enseguida se hizo el comunicado para todos los servicios de ambulancia y el shopping abrió más tarde. Nos sacaron del lugar, nos subieron a una ambulancia con médicos y se sumaron otros vehículos".

"Llegamos al lugar y era todo muy oscuro, había tierra, escombros, gente gritando y llorando. Había gente que te decía: 'buscame a mi hijo'. Un muchacho me dijo: 'Buscame a mi vieja' y nunca me voy a olvidar de eso". "Llegamos al lugar y era todo muy oscuro, había tierra, escombros, gente gritando y llorando. Había gente que te decía: 'buscame a mi hijo'. Un muchacho me dijo: 'Buscame a mi vieja' y nunca me voy a olvidar de eso".

Rubén Antonil

"Había heridos, fallecidos en el lugar, había gente que estaba con sangre y heridas sentada en la vereda. Éramos los primeros en llegar al lugar". dijo.

Sufrió un gran impacto por la tragedia: "Cuando pasaron las horas de trabajo la empresa nos dio tres días de franco y después nos dieron tratamiento psicológico porque todo el equipo quedó muy shockeado. Fue todo muy triste", enfatizó.

Qué hace en la actualidad

"Ya me jubilé. Soy de Mendoza, estudié en Buenos Aires y viví muchos años cerca del Congreso. Trabajé en ese servicio de emergencia durante muchos años, que tenía a cargo los consultorios del Alto Palermo", contó.

Atendió a famosos en su lugar de trabajo. "Por allí pasaron Michael Jackson, Claudia Schiffer y todos los que visitaban en esos momentos el Alto Palermo, que era popular. En la calle Coronel Díaz vivía Charly García", relató.

Luego exteriorizó: "Cuando llegó Michael Jackson el shopping se cerró. Él iba a acompañado de dos niños. Me tocó guardia ese día, teníamos la posibilidad de salir a un balcón y lo vimos. Se abrió un lugar de juegos especialmente para que jugaran los chicos que iban con él. Cuando empezó Tinelli en la televisión transmitió desde allí".

"Nos tocó atender a Amira Yoma (es hermana de Zulema), por el impacto que sufrió por la muerte de su sobrino Carlitos Menem", detalló.

Por último dijo: "Le doy gracias a Dios por darme la posibilidad de participar en tantos eventos. Todavía ejerzo esta profesión de manera privada", dijo.

Temas relacionados: