Sociedad 15 de junio

Día del Libro: por qué se festeja en nuestro país el 15 de junio

Por UNO

La celebración del Día del Libro comenzó en Argentina el 15 de junio de 1908 con lo que se llamó la Fiesta del Libro, día en el que se entregaron los premios de un concurso literario organizado por el Consejo Nacional de Mujeres.

Luego, en 1924, el Decreto Nº 1038 del Gobierno Nacional declaró como oficial la Fiesta del Libro hasta que el 11 de junio de 1941, una resolución Ministerial propuso llamar a la conmemoración Día del Libro, expresión que se mantiene actualmente.

 Embed      

Día internacional del libro

Además, existe el Día Internacional del Libro que es una conmemoración celebrada a nivel mundial con el objetivo de fomentar la lectura. Ese día se celebra el 23 de abril.

La fech fue establecida n conmemoración a la muerte de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, los tres en el año 1616. La fecha coincide, además, con el nacimiento de otros autores sobresalientes como Maurice Druon, Haldor K. Laxness, Vladimir Nabokov y el fallececimento de Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

 Embed      

La evolución del libro

  • En la Antigüedad, los soportes de escritura eran la piedra, las tablas de arcilla, madera o marfil, la seda, etc.
  • Al poco tiempo, aparecieron los papiros, una especie de lámina creada por los egipcios a base de una planta acuática que nace a orillas del río Nilo. La elaboración de estas láminas, o primeros papeles, implicaba un proceso de varias semanas ya que había que mantener en remojo el tallo, luego cortarlo en tiras, entrelazarlas, prensarlas, extraer la savia y volver a prensarlas hasta obtener una especie de tela que seca y prensada, serviría como soporte de escritura.
 Embed      
  • El papiro fue reemplazado por el pergamino, soporte similar pero creado con pieles de animales cuya resistencia al paso del tiempo y las condiciones climáticas eran superiores.
  • Tanto el papiro como el pergamino eran enrollados, formando así rollos que reunían escritos sobre un mismo tema, institución, relato, etc.
  • A principios de la Edad Media, estos rollos fueron disponiéndose en la forma que hoy conocemos el libro, es decir, un conjunto de láminas cuadradas o rectangulares sujetas unas a otras desde su costado izquierdo y formando así el lomo del libro. Esto se realizó en pos de facilitar la lectura y aprovechar ambas caras.
  • La invención de la imprenta a fines de la Edad Media fue, sin duda, un avance tan significativo como el soporte digital. Fue una tecnología que aceleró y amplió la producción de copias, las cuales hasta el momento eran producidas a mano por los copistas de los monasterios.
  • Producto de los avances científicos, actualmente el libro se presenta también en forma digitalizada, es decir, prescinde del papel, la encuadernación y otros recursos.

La polémica ante la revolución digital

Al respecto de la aparición del libro en forma digitaizada, una discusión polémica se ha desprendido: ¿desaparecerán los libros físicos y pasarán a ser todos digitales?.

"El universo digital llegó con una idea de convergencia; es decir, para complementar un ecosistema con recursos que existen en la actualidad. Los libros digitales llegan al mundo educativo y cotidiano no para reemplazar lo existente, sino para construir el lenguaje de las nuevas tecnologías, en el que el conocimiento ya no se adquiere solo mediante los libros de papel. A partir de esta premisa, podemos observar las ventajas de accesibilidad y contenidos multimedia que ofrecen tanto los e-readers como las tablets". "El universo digital llegó con una idea de convergencia; es decir, para complementar un ecosistema con recursos que existen en la actualidad. Los libros digitales llegan al mundo educativo y cotidiano no para reemplazar lo existente, sino para construir el lenguaje de las nuevas tecnologías, en el que el conocimiento ya no se adquiere solo mediante los libros de papel. A partir de esta premisa, podemos observar las ventajas de accesibilidad y contenidos multimedia que ofrecen tanto los e-readers como las tablets".

Gonzalo Oyarzún.

 Embed      

La pregunta genera distintas respuestas y puntos de vista, todas ellas diferentes pero coincidentes en un punto: el libro es un objeto —ya sea digital o físico— contenedor de diversas artes (edición, tipografía, maquetación, encuadernación, etc.), ideas y conocimientos.

El libro, con sus distintas cualidades artísticas y comunicativas es, de una u otra manera, un objeto digno de tener su día.

Temas relacionados:

Dejá tu comentario