Diario Uno Sociedad matrimonio
Pandemia

Covid en San Juan: matrimonio murió sin llegar a conocer a su recién nacida

Un matrimonio murió a causa de Covid 19 en la provincia de San Juan y no pudo conocer a su beba recién nacida. Tenían otras tres hijas.

La pandemia de coronavirus produjo otra tragedia que cobra notoriedad, esta vez en la provincia de San Juan, donde un matrimonio murió a causa de Covid 19 y no pudo conocer a su beba recién nacida.

La criatura queda a cargo de su abuela paterna, quien además deberá continuar criando a otras tres hermanas.

Seguir leyendo

Familiares y amigos iniciaron una campaña para ayudar económicamente a lo que queda de esa familia de la localidad de Rawson, en el Gran San Juan.

La mamá de la beba tenía 38 años y el papá 40, mientras que la beba se llama Martina y cumple un mes de vida.

Además de la pequeña, quedaron con la abuela sus hermanas Tamara, de 20; Juliana, de 17 y Mía, de 11.

La triste historia fue relatada por Tamara, la hija mayor del matrimonio, quien durante casi diez años vivió en General Cabrera, provincia de Córdoba.

La joven reveló, en diálogo con ElDoce.tv, que su mamá se contagió cuando asistió al hospital para un control médico por el embarazo.

A los pocos días empezó con síntomas compatibles con el Covid y su marido también fue afectado.

Cuando Celina asistió a emergencias para ser asistida por el contagio, rompió bolsa y dio a luz a Martina.

Pero por el agravamiento de su cuadro no pudo conocer a la beba, ya que fue aislada en una habitación común. A los pocos días la trasladaron a terapia intensiva porque tenía poco oxígeno en sangre y la tuvieron que intubar.

La situación de Rodolfo se agravó debido a un cuadro de neumonía bilateral.

En dos días, la enfermedad avanzó y falleció en su casa, en brazos de su hija mayor.

Celina murió el domingo, sin saber lo que pasó con su esposo, por lo que la pareja nunca conoció a Martina.

"No salíamos, nos cuidábamos mucho. Mi mamá sólo iba a hacer las compras y a trabajar", contó Tamara y criticó a quienes no se toman en serio los cuidados frente al virus: "No son conscientes de lo que pasa y la verdad es que es grave. Cuando perdés a una persona, es muy fuerte y no se lo deseo a nadie", lamentó.

Tamara estudia administración contable y trabaja medio día en una zapatería.

La familia tenía un bar y su idea era trasladar todos los insumos a su casa y reactivarlo.

Familiares y amigos comenzaron una campaña de ayuda económica a las cuatro hermanas, que además de la pérdida de sus padres deben enfrentar una delicada situación económica.

Temas relacionados: