Cuando las situaciones llegan a un límite extremo, como el caso de la economía o todo lo que genera una crisis como la que se vive en esta extensa pandemia generada por el coronavirus, los recursos se comienzan a agotar, y entonces es cuando el ingenio, y sobre todo la solidaridad deben salir a relucir para superar obstáculos. Con la impronta de que los chicos vuelvan a las clases presenciales, para mejorar la calidad educativa, es primordial extremar las medidas sanitarias para evitar contagios de Covid-19.

Por ello, un grupo de abuelas, aprovechó su tiempo disponible y sus habilidades manuales para confeccionar barbijos y donarlos a una escuela. Es el caso del Centro de Jubilados Amigos del Corazón, que van a entregar el próximo jueves (25) los tapabocas en distintos establecimientos lujaninos. Las acciones solidarias son coordinadas por la Comisión de Mujeres del Frente Cambia Luján.

Te puede interesar...

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FAliciaBeningaza%2Fstatus%2F1362381258643357700

"Es muy conmovedor poder ver a las abuelas del Centro de Jubilados Amigos del Corazón trabajando y con tanto entusiasmo sólo con el afán de colaborar en esta pandemia y en especial para los chicos. Ya el próximo jueves 25 vamos a estar entregando los tapabocas en tres escuelas de Luján: Letri, de Carrodilla Este: Baldini, de Ugarteche; y El Remanzo, de El Carrizal", detalló Alicia Beningaza, quien integra la comisión femenina representando a la UCR, del PRO, Cecilia Páez: del Partido Socialista, Laura Martínez; de la Coalición Cívica, Daniela Stella; de Libres del Sur, Agostina Chini: y de Recrear, Ivana Crescitelli.

"Venimos trabajando en esta acción social desde hace tiempo. Para las Fiestas de Fin de Año juntamos mercadería para repartir en los merenderos del departamento y seguimos trabajando luego con las inundaciones que afectaron el Sur de Luján", agregó Alicia.

Beningaza explicó que gracias a la cantidad de mujeres que colaboran, se han formado comisiones, y cada una se encarga de un tema específico de donaciones para ayudar en las escuelas, en este retorno a clases presenciales. Hay una comisión para el tema pintura, otra para útiles escolares, alcohol en gel y finalmente barbijos, que repartirá el jueves la primera tanda, y ya trabaja en una segunda.

"Mi trabajo siempre ha estado ligado a la contención social, y ya desde el 2012 vengo apoyando a las familias de Luján con una campaña que titulé Niños sin Frío. La idea es que cada vez se sume más gente, para evitar el sufrimiento de los que menos tienen, especialmente los niños", concluyó Alicia Beningaza.