Salud Viernes, 21 de septiembre de 2018

Salud Mental: la depresión será uno de los trastornos más frecuentes en 2020

Un grupo de psicólogos mendocinos trabaja para generar estadísticas sobre esta y otras afecciones.

El Ministerio de Salud de Mendoza dio a conocer días atrás el aumento de la cantidad de casos de bebés con sustancias psicoactivas en su orina. Más allá de este dato, que resulta preocupante, Mendoza en general no cuenta con estadísticas sobre la salud mental de la población. Esto dificulta la implementación de cualquier tipo de programa de salud, acorde a las necesidades de nuestra población. Un grupo de reconocidos psicólogos, liderados por el Licenciado Juan Carlos D'Innocenzo de nuestro medio trabaja para generar estadísticas e información veraz sobre el estado de la Salud Mental en nuestra provincia.

El punto de partida fue el primer estudio epidemiológico a nivel nacional realizado a mayores de 18 años. Dicho estudio fue financiado por el Ministerio de Salud de la Nación. Tuvo como unidad ejecutora la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA (Universidad de Buenos Aires), a través de un convenio con el Consorcio Internacional de Epidemiología OMS/Universidad de Harvard y contó con el apoyo técnico de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA).

Los datos indican que uno de cada tres argentinos presentó un trastorno mental en algún momento de su vida. Mediante cálculos probabilísticos el riesgo estimado es de 37.1%. Para el 2020 se considera que la depresión va a ser uno de los trastornos más frecuentes en la población general.

La prevalencia mayor por grupo fue trastornos de ansiedad 16.4%, lo que incluye fobias específicas, ansiedad generalizada, trastornos por ansiedad de separación, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno por estrés postraumático, la fobia social, los trastornos de pánico y agorafobia.

En segundo lugar, aparecen los trastornos depresivos, bipolaridad y distimia (depresión leve crónica). Y en tercer término, los trastornos por abuso de sustancias. "De acuerdo con informes periodísticos se estima que el consumo de sustancias adictivas se ha incrementado un 1200% en los últimos 10 años", señala el grupo de profesionales de la psicología. "El abuso de alcohol está a la cabeza, es la endemia principal de los trastornos mentales en Argentina", aclara luego.

En este sentido, el Gobierno de Mendoza dio a conocer que aumentó la cantidad de casos de bebés con sustancias psicoactivas en su orina. Un reciente informe de Radio Nihuil develó que en lo que va de este año se han informado más bebés afectados que el año pasado. El Ministerio de Salud comenzó a observar hace 5 años la conducta de embarazadas con antecedentes de consumo de sustancias o en su familia. La preocupación está dada que durante todo el año pasado se detectó la misma cantidad de casos con los que cuenta la Provincia al mes de setiembre de 2.018.

El Subsecretario de Salud, Oscar Sagás comentó "Empezamos a hacer dosajes de sustancias psicoactivas en sangre a la madre y a los bebés en orina y nos llevamos una sorpresa: el año pasado dimos con 120 pacientes o bebés que estaban con sustancias psicoactivas en orina. Este año también es preocupante porque nosotros ya llevamos 120 chicos en lo que ya va del año con este tipo de problemática".

Desde el Ministerio de Salud local se trabaja en conjunto con la Dirección de Adicciones y la Dirección General de Escuelas en educación sexual integral y diversión nocturna para que los jóvenes tomen conciencia de las consecuencias del consumo de drogas en el embarazo.

"Más allá de este dato, que no es menor, Mendoza en general no cuenta con estadísticas sobre la salud mental de la población. No contar con un diagnóstico de situación concreto, dificulta la implementación de cualquier tipo de programa de salud, acorde a las necesidades de nuestra población. También provoca una pérdida de recursos difícil de cuantificar, no sólo en lo económico, sino también de recursos humanos y tiempo de pacientes o profesionales de la salud", señalaron los psicólogos.

"Consideramos que es posible y un deber asumir esa responsabilidad y darle visibilidad a esta problemática, para que empiece a figurar en la agenda y los presupuestos del Estado y las instituciones privadas de salud", afirmó el D'Innocenzo, expresidente de la Asociación de Psicólogos de Mendoza.

Para ello, el grupo de psicólogos ha iniciado contactos con autoridades del área de Salud Mental de la Provincia e instituciones académicas de grado y posgrado afines, para diseñar una primera herramienta de recolección de datos, que dé inicio a un plan de investigación cada vez más profundo.

"Contar con datos epidemiológicos propios es de importancia fundamental, para que la población comprenda la gravedad y alta frecuencia de los trastornos mentales. Y que los esfuerzos se direccionen a la comprensión, para terminar con el estigma que padecen las personas afectadas y sus familias, que al dolor del sufrimiento tienen que agregar vergüenza e incomprensión", explicó Dinnocenzo.

El reconocido profesional agregó: "Muchas de las consultas que se realizan en los servicios de guardias hospitalarias o en los llamados a servicios de emergencia, están determinados por crisis emocionales agudas, las que frecuentemente terminan sin diagnóstico preciso y sin indicación específica para su tratamiento".

Cabe señalar que el estudio referido a nivel nacional no incluyó niñez y adolescencia, que se presenta como un segmento altamente vulnerable de la población. Es un hecho que ha aumentado la tasa de embarazos a una edad cada vez más precoz y lo mismo ha ocurrido con los intentos de suicidio, que muchas veces terminan en una lamentable pérdida. Por este motivo, el grupo de profesionales está trabajando en un proyecto de desarrollo de un Centro de Salud Mental destinado al niño y la familia.

"Nuestra propuesta es que dicha posibilidad sea realizada en el marco del Colegio de Psicólogos de Mendoza, dado que cuenta con un inmueble que podría destinarse a tal fin. En este ámbito podría sumarse el área de Salud Perinatal, que incluye embarazo y primeros años de vida", detalló D'Innocenzo.

Por último señaló: "Contar con estos valiosos datos en Mendoza, posibilitará también incorporarlos a la currícula de estudio de las carreras de grado, no sólo como un tema de interés académico, sino también ético. Saber de qué sufre nuestra población y formar profesionales para poder brindar una respuesta eficaz a sus demandas".

Por la crisis hay más consultas por estrés económico

La ansiedad genera un estado de preocupación frente al futuro. Los psicólogos explican que es natural padecer momentos de ansiedad, resulta un mecanismo natural de adaptación para estar alertas frente a las amenazas del futuro. Sin embargo, cuando esto tiene consecuencias que afectan a la persona en otros aspectos como el estado de ánimo con irritabilidad, inseguridad constante, inquietud, agobio; o en sus capacidades mentales con confusión, falta de concentración o atención y otros físicos como falta de aire, taquicardia, mareos, problemas gastrointestinales y la persona considera que no lo puede controlar, resulta patológico.

Frente al contexto de crisis del País: importante incremento de los servicios, aumento de los alimentos básicos y los ingresos que no han acompañado esas subas, se pueden advertir más casos de personas que sufren este síntoma.