Estadísticas preocupantes

Aumentaron los casos de miopía en niños y adolescentes por el uso excesivo de pantallas

A nivel mundial, 1 de cada 5 niños en edad escolar tiene miopía. Se calcula que más del 50% de la población global será miope en 2050. Especialistas dicen cómo frenar esta "epidemia silenciosa" a tiempo

Así como, tras la pandemia, van en aumento las horas de exposición de los niños y adolescentes a la pantalla, al mismo ritmo se incrementan los casos de miopía en ellos. A nivel global, uno de cada cinco chicos en edad escolar es miope. Y esta alerta a nivel global tiene su impacto en Mendoza. Los especialistas advierten la necesidad de tomar la problemática como política de Estado antes de que sea demasiado tarde.

Si bien a nivel local no se han realizado estudios estadísticos oficiales, desde la Sociedad Mendocina de Oftalmología consideran que en los últimos años “hemos sido testigos de un aumento significativo en la prevalencia de la miopía entre los niños”. Y aclaran: “La miopía, comúnmente conocida como ‘vista corta’, no es solo una cuestión de llevar gafas; puede tener serias implicancias para la salud ocular a largo plazo”.

Las alarmas se encienden tanto que ya la OMS (Organización Mundial de la Salud) pronostica que más de la mitad de la población mundial tendrá miopía para el año 2050, con personas volviéndose miopes a edades más tempranas. Y, siguiendo esta línea de advertencias, se proyecta que en apenas dos años más el 80% de la población juvenil del mundo desarrollará miopía, influida en gran parte por el uso creciente de aparatos electrónicos y dispositivos móviles. De ahí que los científicos y médicos especialistas hace tiempo hayan declarado a la miopía como la "epidemia silenciosa".

Tego puede decodificar textos en distintos formatos, ya sea en papel o pantallas, para leerle a los chicos.
Chicos y pantallas a toda hora, un vínculo a revisar.

Chicos y pantallas a toda hora, un vínculo a revisar.

TE PUEDE INTERESAR: De la escuela al puesto: un largo camino de regreso a casa en el paraje Las Loicas en Malargüe

El impacto de tantas horas frente a las pantallas

Todas las horas que los menores pasan frente a las pantallas de sus celulares pueden generar un impacto en sus ojos a través de distintos síntomas como visión borrosa, cansancio visual, sensación de arenilla, ojos rojos o irritados y hasta sensibilidad a la luz. De ahí la importancia de tomar conciencia y fomentar la salud visual de los chicos mediante el control del tiempo que pasan frente a las pantallas, así como los controles oftalmológicos desde la infancia temprana.

Una de las eminencias en Mendoza, de prestigio internacional, es Roger Zaldivar, quien acaba de llegar de China y se volvió “espantado”. Esta semana, a Radio Nihuil reveló: “Acá tenemos casi el 40% de los chicos miopes, pero allá en China tienen el 90%. Ya es una política de Estado para el gobierno chino”.

El reconocido oftalmólogo confirmó que la clave está “en el exceso que cometemos con las pantallas; al estar poco tiempo afuera, la dopamina funciona mal y el ojo tiende a crecer más de lo normal; sumado a lo que hace el ser humano que es siempre tratar de ver o leer muy de cerca”.

Su colega Carlos Kotlik, jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Notti, apuntó en la misma dirección. “En el sudeste asiático hay una epidemia de miopía porque justamente los chicos no salen a jugar a la pelota afuera, se quedan encerrados con la Play Station, el celular y la X Box con poca luz”, detalla una costumbre de las infancias que se da también de este lado del continente.

“La prevalencia de la miopía infantil ha mostrado un incremento significativo en los últimos años, y las proyecciones futuras sugieren una tendencia continua en esta dirección”, alertó por su parte Enrique Gandolfo, presidente de la Asociación Mendocina de Oftalmología.

El oftalmólogo -especialista en segmento anterior y Refractiva y director médico de Ofda y Oftalmos- hace hincapié en la prevención y detección precoz de la miopía para intentar frenar su avance. “Las cifras indican una tendencia creciente y preocupante en la incidencia de la miopía entre los jóvenes, lo que subraya la importancia de estrategias preventivas y de un manejo adecuado para esta condición”, considera.

Exposición a la luz y pantalla en "dark mode"

Pero, ¿qué es la miopía? La miopía ocurre cuando el ojo crece demasiado, lo que provoca que las imágenes se enfoquen delante de la retina, resultando en una visión borrosa de objetos distantes. Una miopía progresiva puede llevar a complicaciones más serias, como el aumento del riesgo de desprendimiento de retina, cataratas tempranas y glaucoma.

La clave, según los especialistas consultados, está en un diagnóstico temprano y un seguimiento regular, especialmente en niños con alto riesgo de desarrollar miopía, sea porque pasan mucho tiempo utilizando dispositivos electrónicos o porque tienen padres miopes. Y recomiendan un estilo de vida equilibrado, con tiempo suficiente al aire libre y una limitación de las actividades en visión cercana.

Kotlik explicó que “hay varias proteínas y sustancias, como el glucagón o la dopamina, que hacen que el ojo crezca y se desarrolle correctamente para que mida lo que tiene que medir y esté siempre enfocado, entonces no sea ni miope ni hipermetro”. Cuando esto falla, el doctor advirtió que “empieza a alargarse el ojo”. Y destacó que “la luz hace que la dopamina funcione en la retina y así el ojo no crezca de más”.

Entre las recomendaciones, Kotlik insiste en que los niños y adolescentes deben pasar al menos dos horas por día al aire libre. “Un estudio israelí observó niños en jardines de infante y demostró que a pesar de estar en las aulas con buena luz, se miopisan; en cambio, en un aula con luz excesiva y hasta incómoda a primera vista, esos niños no se miopizaron”.

Y afirmó que “las pantallas son malas en el sentido de que generalmente le damos uso adentro y no en el exterior”. De ahí que a sus pacientes él propone “que las pantallas sean como los viejos pizarrones de escuela, negros con tiza blanca; o sea, que la pantalla del celular por ejemplo sea de fondo negro y con letras blancas y no al revés como generalmente lo usamos”, en referencia al modo oscuro o dark mode que ofrecen los dispositivos, sobre todo para los niños miopes.

Salud visión niños escuela.jpg
Los niños pasan cada vez más horas en lugares oscuros, jugando con el celular, sin salir al aire libre ni exponerse a la luz solar. Esto provoca miopía.

Los niños pasan cada vez más horas en lugares oscuros, jugando con el celular, sin salir al aire libre ni exponerse a la luz solar. Esto provoca miopía.

Otra recomendación que aportó Roger Zaldivar para el ámbito educativo es la distancia entre los bancos y el pizarrón para evitar la lectura de cerca. “Hay que abordar la problemática, ponerla en la agenda y empezar a aplicar políticas claras desde hoy para que haya un tiempo de esparcimiento, para que las familias tomen conciencia de la importancia de cuidar la vista de sus hijos, lo necesario que es que los chicos pasen más tiempo al aire libre y dejen de estar todo el día entre la Play y el celular porque se están autodañando”, sentenció el oftalmólogo y reconoció que “los chicos se pasan horas y horas encerrados en sus cuartos, con poca luz para ver mejor las pantallas, eso es lo perjudicial”.

Para Zalvidar, “la clave no es prohibir, sino poner límites; y enseñarles desde pequeños a leer o mirar la pantalla a distancia, no a 30 centímetros como estamos acostumbrados porque eso hace que los músculos estén contraídos todo el tiempo”.

Las estrategias para frenar su avance

La miopía en niños es más que una cuestión de gafas, remarcó el doctor Gandolfo, “es un problema de salud que requiere nuestra atención y acción; con el conocimiento adecuado y el cuidado oportuno, podemos hacer mucho para asegurar una visión saludable para nuestros niños”. Y a esto adhirió Roger Zaldivar, al indicar que "la miopía conlleva otros problemas y riesgos como desprendimiento de retina; si no establecemos políticas claras sobre esta problemática, vamos a generar una ola de miopes incontrolable”.

El desarrollo tecnológico no se puede detener, sin embargo para sus “daños colaterales” existen tratamientos y sistemas nuevos “para intentar disminuir esta proyección de miopía en las infancias”, subrayó Zalvidar y referenció a clínicas “exclusivamente dedicadas al control de la miopía”.

Siguiendo esta línea, Carlos Kotlik -quien es uno de los más experimentados oftalmólogos infantiles de la región- detalló los tratamientos para evitar la progresión de la miopía, que –coincidiendo con sus colegas- “aumentó fundamentalmente en la pandemia debido al encierro y la falta de exposición a la luz, sobre todo a la luz natural”.

“Hay unos lentes multifocales especiales que presentaremos el año que viene en Malasia y que ya estamos recetando en Argentina y en Mendoza en particular. Vamos a presentar esos lentes argentinos al mundo. Su función es evitar la progresión de la miopía” , anticipó el especialista.

Entre otros tratamientos para frenar el avance de la miopía, el oftalmólogo y jefe del área en el Notti mencionó “gotitas para relajar el ojo durante las horas de sueño nocturno, los lentes multifocales y la ortoqueratología que es un tipo especial de lentes de contacto que todavía no tiene mucha injerencia en nuestro país”.

Los Niños pasan muchas horas frente a la pantalla de un dispositivo.jpg
Los dispositivos electrónicos, especialmente los celulares, ya son de uso cotidiano en la infancia.

Los dispositivos electrónicos, especialmente los celulares, ya son de uso cotidiano en la infancia.

La novedad en el tratamiento de la miopía en niños es, para el presidente de la Asociación Mendocina de Oftalmología, “el uso de atropina en bajas concentraciones, un medicamento que ha demostrado ser eficaz en ralentizar la progresión de la miopía”, aportó el doctor Enrique Gandolfo. Y enfatizó en la importancia de que “los padres consulten con un oftalmólogo especializado para evaluar la mejor opción de tratamiento para sus hijos”.

“Este enfoque proactivo no solo ayuda a mantener bajo control la progresión de la miopía, sino que también contribuye significativamente a preservar la salud ocular de los niños a largo plazo”, consideró Gandolfo, para quien “es fundamental que padres y educadores estén al tanto de los riesgos asociados con la miopía y de las medidas preventivas disponibles”.

“Es fundamental que padres y educadores estén al tanto de los riesgos asociados con la miopía y de las medidas preventivas disponibles” .

Mientras tanto, para poner en práctica desde el hogar, los especialistas recomiendan el ejercicio de la regla 20-20-20: cada 20 minutos mirar a una distancia de 6 metros durante 20 segundos.

TE PUEDE INTERESAR: Emprendedores árabes y judíos se reunieron en Mendoza para cocinar por la paz mundial