El juez federal Eduardo Puigdengolas suspendió las declaraciones indagatorias de su par Walter Bento, titular del Juzgado federal 1 de Mendoza con competencia electoral, y la esposa, Marta Boiza, que es empleada del Poder judicial de la Nación.

Ambos están imputados en una investigación judicial por pago de coimas a cambio de resoluciones judiciales en el marco de una asociación ilicita, y tenían previsto declarar este jueves.

La suspensión de este acto procesal se debe a que Puigdengolas reinstaló el secreto de sumario sobre la investigación penal preparatoria a pedido de Dante Vega, fiscal general e investigador, quien avanza con la pesquisa y habría hallado nuevas pruebas.

Estas, trascendió, complicarían a más personas, de acuerdo al análisis de escuchas y peritajes incorporados a la causa.

"El fiscal federal entiende que podrían formularse nuevas imputaciones", dijo Puigdengolas en la resolución. Explica en la misma que el secreto de sumario había sido levantado el 5 de mayo cuando hubo allanamientos en el despacho del juez Bento en los tribunales federales.

Además, el magistrado a cargo de la investigación decidió suspender otras tres indagatorias (se trata de Jésica Miere, Francisco Álvarez y Juan Ignacio Aliaga -hijo del asesinado Diego Aliaga-) y la ampliación de indagatorias que iban a prestar el imputado Eugenio Nasi.

Se investigan "hechos graves" y la investigación es "compleja", indica el documento judicial que justifica un nuevo secreto de sumario.

Seguir leyendo