Diario Uno > Política > coronavirus en Mendoza

Vuelta a Fase 1: "Cuando necesitamos la cama nos angustiamos, pero mientras nos desentendemos"

Marcelino Iglesias aseguró que todavía no se sabe cuándo será la vuelta a Fase 1 pero pidió "no bajar la guardia" para que esto no ocurra

Te puede interesar...

Con la amenaza de la Fase 1 del coronavirus en Mendoza a punto de regresar, la definición de cuándo se tomará la decisión es todavía una incertidumbre.

Desde el gobierno provincial ya han dicho que se tomará alrededor del 14 de septiembre, aunque esa fecha se podría adelantar a fines de esta semana.

No obstante, el gobernador Rodolfo Suarez, que en la noche del lunes dio negativo de coronavirus, todavía no ha convocado a los intendentes para hablar de nuevas restricciones o de la vuelta a Fase 1.

"No hemos estado en contacto pero sí hemos estado viendo la información", explicó el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias.

"La preocupación es por el sistema de salud, el recurso humano está muy demandado y si no cambian los números va a llegar un momento que habrá que retroceder", explicó con algo de resignación Marcelino Iglesias.

"Yo ruego que esto no ocurra, he visto que desde el jueves pasado hay menos circulación", dijo el intendente y aseguró que "no debemos bajar la guardia, debemos cuidarnos todos, cuando necesitamos la cama nos angustiamos pero mientras no, nos desentendemos", señaló.

Coronavirus en Mendoza

Mendoza cuenta, hasta este lunes, con 10.972 casos positivos confirmados. Son 61 casos importados –gente que ha llegado de otros países–, 7.848 por contacto estrecho con alguien que vino de otro país o dio positivo de COVID-19, 242 por casos confirmados por nexo clínico epidemiológico y 2.821 en investigación epidemiológica.

También, la provincia tiene 4.432 personas recuperadas y 155 fallecimientos por coronavirus en Mendoza.

Sin embargo, los contagios de septiembre son los que más preocupan ya que en su mayoría se han superado los 400 por día, más del 40% de los testeos hechos han dado positivo y en algunos hospitales, como el Español, se han visto largas colas de personas esperando ser hisopadas.