Llega a Mendoza un magistrado crítico de la reforma judicial que promueve Alberto Fernández y que incluso salió al cruce del mismísimo Presidente de la Nación cuando éste atacó a jueces, fallos e investigaciones que erizan la piel del oficialismo.

Te puede interesar...

Este jueves, el visitante será recibido por miembros de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza y al mediodía asistirá al juramento de Pravata al frente del Juzgado Federal 4, que tardó más de 12 años en funcionar para atender expedientes tributarios e impositivos.

A continuación participará de un encuentro entre la Cámara Federal y la Suprema Corte de Justicia. Más allá del protocolo y la camaradería este momento tiene que ver con que Pravata llega a la Justicia Federal procedente de la Justicia Provincial, donde se desempeñó como jueza tributaria durante los últimos años.

El visitante

Marcelo Gallo Tagle preside una institución que mantiene un alto protagonismo público como consecuencia de los dichos, aseveraciones, juicios de valor y proyectos anunciados e intenciones no reveladas por el Gobierno de Alberto Fernández.

Rechazó la ampliación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y puso sobre la mesa que si alguna reforma está pendiente de tratamiento es de índole presupuestaria.

Calificó de "injusta agresión" las declaraciones del Presidente cuando éste pidió terminar con las "payasadas" al hablar por la denuncia penal contra Ginés González García por el denominado vacunatorio VIP que detonó la salida del ministro de Salud.

El referente de jueces, fiscales y funcionarios de la Justicia nacional también cobró notoriedad cuando dijo que "nunca hubo denuncias" que investigar acerca de lo que el kirchnerismo describió como "presiones sobre jueces, a cargo de operadores", con el objetivo de acorralar y poner presa a la cúpula del kirchnerismo con Cristina a la cabeza.

A Oscar Parrilli tampoco se le achicó cuando dijo que "carece de autoridad moral" para criticar a la Justicia "y para hablar de muchas cosas más". El kirchnerista no solo había criticado a ese poder público, Había ido demasiado lejos al decir que "ser juez es como tener sarna".