Diario Uno > Política > vacuna rusa

Vacuna rusa: cómo es el operativo del segundo cargamento

Este jueves se fue en busca de la segunda tanda de la vacuna rusa contra el coronavirus. Cuántas se esperan a fines de enero y febrero, según los planes

El vuelo AR1060 de Aerolíneas Argentinas que trasladará al país la segunda tanda de vacunas Sputnik V, o vacuna rusa, desde Moscú partió este jueves poco después de las 21 del aeropuerto internacional de Ezeiza con destino a la capital rusa, adonde está previsto que arribe mañana antes de las 19, hora local.

Este es el segundo viaje que Aerolíneas Argentinas realiza a Moscú, ya que el primer vuelo que trajo la primera partida llegó a la Argentina el 24 de diciembre con las primeras 300.000 dosis de la vacuna rusa que ya están siendo aplicadas en todo el país.

Te puede interesar...

El vuelo a Moscú, que partió a las 21.14, se concreta, tal como sucedió con el viaje anterior, en forma directa en un Airbus 330-200 matrícula LV-GHQ y bajo la denominación de "ferry", es decir, cuando la aeronave viaja vacía, solo con su tripulación de cabina e incluso técnicos de mantenimiento y de carga, según el caso.

El viaje de ida demandará alrededor de 16 horas y arribará a la capital rusa aproximadamente a las 18:30 (hora local) de mañana, teniendo en cuenta la diferencia horaria de seis horas.

En total, el avión traerá a Argentina 300.000 dosis que serán repartidas por todas las provincias. Mendoza volverá a recibir 11.000 dosis como ocurrió a fines de diciembre de 2020.

Hasta este jueves, en todos el país se habían inmunizado a más de 138.000 personas. Más de 5 mil son trabajadores de la salud de Mendoza.

Se estiman que antes de fin de enero llegarán 5 millones de la vacuna rusa y que la primera etapa de la vacunación estará lista a fines de febrero. En ese momento, la cantidad de dosis de la vacuna rusa que tienen como destino a Argentina ya debería ser de 20 millones de dosis. Teniendo en cuenta que son dos por persona, en total inmunizarían a unos 10 millones.

Si bien, al inicio hubo desconfianza y la vacuna ha sido motivo de pelea con la oposición, con el paso de los días la vacuna rusa fue siendo aceptada por los trabajadores de la salud de terapias intensivas y guardias. Ahora vendrá el turno del resto del personal de hospitales y clínicas y luego les tocará a docentes y fuerzas de seguridad.