Pese a que los discursos de inicio de sesiones ordinarias de la Legislatura suelen incluir un repaso de lo que se logró en el pasado año y lo que se promete hacer en el año en curso, esta vez el gobernador Rodolfo Suarez le dedicó un prolongado apartado a una iniciativa suya que sigue estancada por la falta de apoyo de la oposición: la reforma constitucional.

Sin esconder la bronca que le generó esta postura, Suarez apeló a la retórica para describir al peronismo local como ambivalente y demagogo y volvió a usar el calificativo que utilizó cuando se hizo pública la decisión del PJ de no tratar aquella reforma en la Legislatura: "Esta es una mezquina oposición".

Te puede interesar...

En su discurso el gobernador instó a la necesidad de que existan acuerdos de envergadura, por ejemplo para ganarle a la pobreza y aprovechó ese planteo para destilar la falta de "acuerdo con la verdad" que a su entender faltó en la discusión sobre si se reformaba o no la Carta Magna provincial: "No se puede decir un día que se está de acuerdo con impulsar algo tan importante como una Reforma Constitucional y al otro día lo contrario" reclamó.

A ese reclamo se plegó también el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, quien destacó en su cuenta de Twitter ese apartado del discurso.

https://twitter.com/petilombardi/status/1388503926169812995

"A quienes expresan no sentir simpatía con los términos de nuestro proyecto, que enviamos para su estudio a la Legislatura hace casi 9 meses, les quiero recordar que lo que estamos impulsando en el fondo es la apertura de un debate constituyente que no admite más demoras ni excusas. Un debate abierto en el que se podrían contraponer todas las miradas para encontrar la mejor síntesis que vuelva a darle vigor a nuestra Constitución. A partir de la reforma se podría disparar la actualización de un gran número de leyes que acerquen las normativas a una vida más acorde con los tiempos en que vivimos", remarcó el mandatario e hizo un largo listado de todas las reformas que supone su proyecto, entre ellos virar a un sistema unicameral.

A propósito de la negativa a dar la discusión en el recinto, les mandó otro mensaje a los legisladores e incluso autoridades partidarias de la oposición. "No se vota en contra de un gobernador, ni de un gobierno circunstancial. Se vota en contra de las posibilidades de progreso de las mendocinas y los mendocinos", insistió.

Y como una muestra de que ese proyecto cosecha aval en otros sectores sociales, como es el mismo Consejo Económico, Ambiental y Social, Suarez resaltó que aún en pandemia se "se realizaron más de 20 reuniones virtuales con más de 1.000 participantes de organizaciones sociales, partidos políticos y cámaras empresarias, donde se explicaron los alcances de la propuesta y se satisficieron todas las dudas planteadas, evidenciando también en estos encuentros el altísimo el consenso social que respalda la necesidad de la reforma", argumentó como para no agotar el tema.