En cuanto el Gobierno Nacional de Alberto Fernández determinó el cese de la fórmula establecida por el macrismo, se esperaba conocer cómo sería el mecanismo de actualización de las jubilaciones y asignaciones.

Te puede interesar: La jubilación mínima y la Asignación Universal aumentarán el 13%

Si bien, será el Congreso el que dará tratamiento definitivo, este viernes se anunció que en marzo la suba será a través de una suma fija de $1.500, más un adicional del 2,3%.

Tras la conferencia de prensa en la que el presidente criticó las especulaciones surgidas durante estos dos meses, varias voces a favor y en contra de la medida se hicieron escuchar.

Desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) consideraron que se trata de "una mayor mejora, en términos relativos, para los jubilados de menores ingresos favorece aún más al consumo, el principal componente de la actividad económica".

 Embed      

"Además del impacto sobre el bolsillo de cada uno de los jubilados y por ende del nivel de vida, de la distribución de la actualización anunciada depende apuntalar aún más el consumo", remarcó el centro de estudios que conducen los académicos de Flacso, Julia Strada y Hernán Letcher.

Sin embargo, desde la oposición lanzaron fuertes críticas. El diputado de Cambiemos Mario Negri comentó desde sus redes sociales: "Con el anuncio de hoy, sólo los que perciben una vez la mínima cobrarán un 12% más de lo que hubieran cobrado con la fórmula anterior, $ 191. El resto, entre el 15,5% y el 54.3% menos. Eso se llama ajuste".

En este mismo sentido, el ex ministro de Agroindustria, y actual legislador nacional por Formosa, Ricardo Buryaile, lanzó: "Se pusieron gomina para dar la conferencia de prensa. No se les movió un pelo cuando mentían".

Desde la Izquierda no se quedaron atrás, Nicolás Del Caño expresó: "Entre los jubilados y los bancos, Fernández ya eligió. Los bancos!! todo lo contrario a lo que dijo en la campaña. Una estafa política".

 Embed      

Te puede interesar...