La cifra de coronavirus en Mendoza retumbó en los pasillos del Ministerio de Salud: este miércoles Mendoza registró el récord inesperado de 709 casos de coronavirus, y se dio apenas un día después de que el gobernador Rodolfo Suarez anunciara nuevas medidas y advirtiera que si la curva de contagios no bajaba la provincia regresaría a Fase 1, en el aislamiento absoluto. Sin embargo, al menos por ahora ese incremento no generaría nuevas restricciones.

Te puede interesar...

En el entorno del gobernador aseguran que por el momento el sistema sanitario, aplicando las nuevas estrategias que modificaron el funcionamiento de 4 hospitales públicos, soporta este incremento y que la decisión oficial sigue siendo esperar al menos 10 días para medir los resultados de las restricciones en Mendoza vigentes.

Los números de la curva de contagios de coronavirus en Mendoza en septiembre no son nada alentadores, en sólo dos días la provincia sumó 1.153 casos de coronavirus y ya contabiliza 8.560 desde que comenzó la pandemia.

Sin embargo, en el Gobierno aseguran que el límite para regresar al aislamiento es dinámico y depende de varias variables.

"La ocupación de camas pasó del 81% al 85%, pero la estrategia de que los hospitales Flemming, Paroissien y Carrillo dejen de internar niños para derivarlos al Notti hace que descompriman una importante cantidad de camas para asistir a adultos. Cada uno de esos hospitales liberó con esta medida unas 20 camas", aseguran desde el área de Salud.

El mismo subsecretario Oscar Sagas, señaló en la mañana de este miércoles "cuando se llegue a un punto de 90% de ocupación y ya no tengamos camas, ni hoteles, ese sería un límite, señaló el funcionario e inmediatamente agregó que "hoy es un punto, un punto muy difícil de decir".

Otro de los datos que preocupan puertas adentro de la Casa de Gobierno es la alta positividad de las mediciones que se hacen con hisopados. De las 1.544 determinaciones que se tomaron este miércoles, el 45% dio positivo, un porcentaje que no baja desde los últimos días y que explica que se dispare la curva de contagios.

"Eso sucede porque la estrategia es ir a buscar a los contagiados a los barrios y poder aislarlos", responden desde el Ministerio de Salud, pero ese alto porcentaje supera ampliamente los niveles que recomienda la Organización Mundial de la Salud, que señala que una muestra de que la curva va en baja es que de las mediciones sólo el 10% dé positivo.