Diario Uno Política DGE
Educación

Qué le propuso José Thomas al ministro Perczyk en su primer encuentro

El Director de Escuelas llevó una propuesta al Consejo Federal de Educación y se trajo "una buena imagen" del par nacional. La Nación invierte $5 mil millones

El flamante ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, encabezó por primera vez una reunión del Consejo Federal e hizo dos anuncios importantes: el pedido de presencialidad absoluta en las aulas y un programa para recuperar alumnos que se hayan alejado del sistema. En su primer encuentro con el jefe la cartera educativa, el Director General de Escuelas José Thomas propuso que haya acuerdos específicos con cada una de las 24 jurisdicciones.

“Nos pareció positivo el programa (‘Volvé a la Escuela’), va en línea con procesos que en Mendoza ya venimos trabajando, que además estamos en vías de profundizar, como por ejemplo la jornada extendida”, dijo Thomas a Diario UNO apenas terminada la reunión con sus pares.

Seguir leyendo

Jose Thomas con ministros de Educación de todo el país.jpg
José Thomas con ministros de Educación de todo el país.

José Thomas con ministros de Educación de todo el país.

“Nosotros también sumamos otra idea: que haya convenios con cada una de las provincias para poder avanzar en las problemáticas particulares que se han generado en este tiempo, porque no son las mismas. Aunque todavía resta ver cómo va a hacer, concretamente, la implementación de esta herramienta, que sólo fue presentada”, añadió.

Sobre el nuevo titular de Educación, dijo que se traían “una imagen bastante positiva, entre otras cosas porque habló de autonomía para resolver lo que es propio de cada uno, algo que siempre hemos pedido. Ahora resta sentarnos a definir cómo se gestiona el régimen de promoción al año que viene. Es fundamental acordarlo a nivel federal para luego consensuar cómo lo aplicaremos en Mendoza”, apuntó.

No se miden más los centímetros

La distancia entre alumnos fue otro de los puntos fuertes que se trataron este jueves. La Nación dispondrá presencialidad absoluta a partir de ahora, una idea en la que la provincia fue pionera desde principios de agosto, cuando incentivó el retorno escalonado de los chicos a las aulas.

Aunque en acuerdos anteriores se fue achicando el espacio que debía haber entre dos estudiantes (partiendo desde el metro y medio hasta los cincuenta centímetros), hoy fue la primera reunión del consejo educativo en la que directamente no se habló más de la distancia para separar a los alumnos.

Amparados en el alentador descenso de contagios y muertes, los referentes académicos dejaron atrás uno de los puntos del protocolo que en otro momento se consideraron “intocables”.

De hecho, en Mendoza esperan que se deje atrás la obligatoriedad de medidores de dióxido de carbono. “Las pruebas que hemos hecho en la provincia fueron buenas, demostraron que, con ventanas abiertas, la ventilación de aire hace al curso un lugar seguro”, dicen desde la DGE.

Todavía no se sabe cómo se pasa de año

Mañana se dará el primer contacto entre el gabinete académico local con los funcionarios nacionales. El reemplazante de Nicolás Trotta cambió a gran parte del equipo (designó a la ex ministra de Educación de Scioli en Provincia, Silvina Gvirtz, como su “vice” y al pampeano Oscar Alpa en Políticas Universitarias, entre otros), por lo que en Buenos Aires recién se están acomodando y aún tienen puntos por resolver.

La idea es que la próxima reunión del Consejo sea para darle forma al formato de la promoción hacia 2022, a la que le falta todavía la letra chica. A dos meses de finalizar las clases, todavía no está claro cómo harán los alumnos para acreditar los saberes, un punto que aún sigue siendo difícil de resolver con los que adeudan materias cursadas durante el primer año de la pandemia.

“Esperamos que en ese aspecto sigamos acumulando consensos con la Nación, y sobre todo que podamos adaptarlo a las herramientas que en Mendoza han dado resultados, como el acompañamiento educativo y el Sistema GEM”, afirmó Thomas, quién cerró augurando una relación menos ríspida que la de los últimos tiempos. “Nosotros sólo votamos en contra dos veces en el marco del Consejo Federal, y fue cuando no nos querían permitir volver a las clases presenciales, en todo lo demás, hemos acordado”.

Temas relacionados: