Diario Uno Política Vladimir Putin
Pandemia

Putin fue aislado por ser contacto estrecho de varios casos de Covid

A pesar de la alta disponibilidad de vacunas en Rusia no consiguen controlar las infecciones. Hasta el martes, el país registraba 7,1 millones de casos y más de 194.000 fallecidos, la cifra más alta de Europa

Por UNO

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, debió aislarse por haber sido contacto estrecho de varios casos positivos de coronavirus en su entorno.

El gobierno ruso comunicó que Putin le informó la situación al presidente de Tayikistán, Emomali Rajmón, durante una conversación telefónica.

Seguir leyendo

Debido a la cuarentena que debe guardar, el presidente ruso participará por videoconferencia en las cumbres de líderes de la Organización del Tratado de Seguridad (OTSC) y de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), que se celebrarán esta semana en Dusambe.

El presidente ruso comentó durante una reunión en el Kremlin con atletas paralímpicos rusos que en su entorno se habían detectado varios casos de contagio de Covid -19.

"Es necesario comprender qué es lo que está pasado realmente con esto. Pienso que tendré que aislarme próximamente, tenemos muchos enfermos", adelantó.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló en su rueda de prensa diaria que las reuniones bilaterales previstas durante las cumbres de Dusambe fueron canceladas, y "no se realizarán por videoconferencia".

Además, indicó que el autoaislamiento de Putin "no cambia nada, no hay necesidad de activar ningún protocolo especial", y aseguró a la prensa que "el presidente está completamente sano".

Peskov afirmó que se sabe quiénes de los miembros de entorno de Putin se contagiaron de coronavirus, pero evitó mencionar nombres.

"El autoaislamiento no afecta directamente el trabajo del presidente, simplemente por ahora no participará en actividades presenciales durante un tiempo. Pero esto no afecta la intensidad de su trabajo: el presidente continuará sus actividades en formato de vídeo conferencia", añadió.

El mandatario ruso, quien se vacunó con la vacuna Sputnik V en febrero pasado, evitó durante más de un año participar en todo tipo de evento público presencial y ha preferido celebrar reuniones de forma virtual con representantes del Gobierno y las instituciones rusas.

Rusia está entre los países más impactados por la pandemia del coronavirus, en quinta posición en cuanto a número de contagiados.

A pesar de la alta disponibilidad de vacunas, las autoridades sanitarias no consiguen controlar las infecciones.

Hasta el martes, el país registraba 7,1 millones de casos y más de 194.000 fallecidos, la cifra más alta de Europa, señala la agencia EFE.

Las autoridades no logran convencer a una población escéptica ante las vacunas y encuestas independientes muestran que una mayoría de rusos no quiere que le apliquen la inyección.

Solo 39,9 millones de los 146 millones de rusos están completamente vacunados, de acuerdo con la web Gogov, que recoge datos oficiales de las regiones.

Rusia tiene varias vacunas propias disponibles para su población, pero no distribuye ninguna vacuna hecha en países occidentales.

Moscú, epicentro de la pandemia en el país, así como otras regiones, han introducido medidas de vacunación obligatoria para acelerar la inmunización y Putin ha llamado repetidamente a sus ciudadanos a inmunizarse.

El objetivo del Kremlin era tener protegido a un 60% de la población en septiembre, pero no alcanzó su propósito a pesar de haber empezado la vacunación a principios de diciembre.

Las autoridades rusas depositaron sus esperanzas de frenar la pandemia en las cuatro vacunas diseñadas allí: Sputnik V, EpiVacCorona, CoviVac y la monodosis Sputnik Light.

Temas relacionados: