Diario Uno > Política > Banderazo

Nuevo banderazo contra el Gobierno en el Obelisco

Este domingo en el Obelisco porteño y en distintas ciudades del interior en un nuevo"banderazo" con consignas en contra del Gobierno

Te puede interesar...

Manifestantes opositores se concentraban este domingo en el Obelisco porteño y en distintas ciudades del interior en un nuevo "banderazo" con consignas en contra del Gobierno, en medio de la disputa por la coparticipación de recursos entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.

Con banderas argentinas y cacerolas, los manifestantes se movilizan en ciudades como Córdoba, Rosario, La Plata y Mar del Plata, entre otros puntos.

"Banderazo, contra la Reforma Judicial, la falta de seguridad y el atropello del Gobierno a la Constitución Nacional", tuiteó el diputado radical Álvaro de Lamadrid, en tanto que su par del PRO Fernando Iglesias publicó una imagen suya dirigíéndose en auto a la concentración en el Obelisco.

El "banderazo" se gestó a través de las redes sociales con el hashtag #13STodosALasCalles, y se viralizó rápidamente con una agenda de demandas a favor de "la República" y "por la Constitución Nacional, la libertad y la justicia".

También se vertían reclamos contra "la liberación de presos K", contra "la impunidad y la corrupción".

"Vine porque no quiero que mis hijos vivan en Venezuela, que no atropellen la Justicia, que nos dejen caminar con libertad. Soy de la provincia y me gusta la Ciudad de Buenos Aires. Quiero que la provincia sea como la Ciudad y no la Ciudad de la Provincia", expresó una mujer, vertiendo alguna de las variadas consignas.

En la pasada marcha, que fue de mayor afluencia, se generó cierta polémica debido a que varios dirigentes políticos, entre ellos el ex presidente Mauricio Macri, intentaron adjudicarse la convocatoria. Una de ellas, la ex ministra de Seguridad y presidenta del PRO, Patricia Bullrich, incluso luego fue diagnosticada como Covid positivo.

https://twitter.com/LaSolanoLima/status/1305218805317201925

La protesta comenzó a cerrarse al caer la noche, aunque algunos manifestantes persistían en los bocinazos, cuando las luces callejeras ya dominaban la escena.