El acto legislativo que inició formalmente el traspaso de mando del gobierno de Alfredo Cornejo y Laura Montero al de Rodolfo Suarez y Mario Abed fue breve, conciso y con poca presencia de la militancia radical, cuya gran mayoría se concentró en la Casa de Gobierno.

Te puede interesar: Cuánto cobrarán los beneficiarios de la AUH en diciembre

Si hubo palabras emotivas sobre todo de la vicegobernadora saliente, Laura Montero, quien se despidió de todos y cada uno de sus colaboradores.

La llegada

Abed y Suarez llegaron juntos a la Legislatura, minutos antes de las 18. Lo hicieron acompañados de sus esposas, Cristina Mondello y Fabiana Calleja, respectivamente.

Dentro de la comitiva familiar llegaron los cuatro hijos de Suarez: Gastón y Valentín, los mayores, hijos de una pareja anterior, y Sofía y Facundo, los que tiene junto a Fabiana Calleja.

También estuvo presente la única hija de Abed, Estefanía, y el esposo de esta, Juan Pablo y el hijito de ambos, Nicolás.

El ingreso fue algo extenso porque el discurso de Montero se alargó más de la cuenta. 

Poca militancia

En las inmediaciones de la Casa de las Leyes, que permaneció completamente vallada, se apostaron algunos militantes radicales con carteles que rezaban "Cornejo 2023" y UCR de Maipú y Capital.

Más allá de la cerca, en la Plaza Independencia, otros militantes protestaban; los que están a favor de que no se reforme la ley 7722, de protección del agua y prohibición de la minería metalífera. Eran pocos y nunca llegaron a acercarse a las autoridades

El nieto dormido

Mientras los discursos de Montero y luego de Suarez se basaron en logros y expectativas de gestión, Abed se dedicó a contar lo que para él significaba la oportunidad de pertenecer al Ejecutivo, y lo consideró "la universidad en el aprendizaje de gobernar, que comenzó con la escuela de la Intendencia".

Mientras el vicegobernador desplegaba su oratoria, su nieto Nicolás de 3 años, soñaba con los angelitos. Tal es así que a Abed esta situación le causó gracia y la puso de relieve en el discurso: "Mi nieto nunca se enteró que el abuelo asumió".

También aseguró que pretendía ser el mejor amigo de Rodolfo Suarez.

Acto breve

En total, el juramento legislativo no duró más de 90 minutos y tuvo que finalizar abruptamente, para que los funcionarios pudieran seguir su agenda en Casa de Gobierno.

Te puede interesar...