El fiscal de Estado, Fernando Simón, consideró este jueves que el hecho de que el gobernador Alfredo Cornejo allanara el camino para que los cuatro intendentes del PJ pudieran tener un mandato más, hizo que se acercaran las partes a un acuerdo para "sacar los intereses electorales de la discusión. Eso mejoró el diálogo y vamos a tener un buen fallo de la Corte, sin presiones electorales".

Te puede interesar: Reelección indefinida: el fiscal de Estado respaldó la postura del Gobierno

Coherente con el dictamen que aportó a la discusión sobre la constitucionalidad o no del decreto que pone fin a las reelecciones indefinidas, en diálogo con radio Nihuil, Simón insistió con que sería bueno que la Corte revisara el viejo criterio de los años '80 sobre los requisitos para modificar la Constitución provincial. Éste exigía que para cualquier enmienda era necesario contar con la mayoría del padrón electoral.

"Revisado ese criterio, que reconozca y establezca la constitucionalidad de la reforma que limita la reelección de los intendentes. Y como eso fue promulgado cuando se iniciaban los procesos electorales, que el mismo fallo diga que el efecto de la sentencia es para el futuro y no para los procesos que están en curso. Sería muy grave suspender un proceso electoral o inhabilitar a alguien que ya fue votado" "Revisado ese criterio, que reconozca y establezca la constitucionalidad de la reforma que limita la reelección de los intendentes. Y como eso fue promulgado cuando se iniciaban los procesos electorales, que el mismo fallo diga que el efecto de la sentencia es para el futuro y no para los procesos que están en curso. Sería muy grave suspender un proceso electoral o inhabilitar a alguien que ya fue votado"

Para justificar porqué cree que el decreto es constitucional, contrariamente a lo que sostienen los cuatro intendentes del PJ, el fiscal de Estado remarcó su visión de que aquel requisito de contar con la mayoría de los "electores", debe leerse como la mayoría de los votantes y no como empadronados. "Esto supone que se cuenten todos los votantes, los que votaron a favor, en contra y en blanco para contabilizar las mayorías. Al que ni siquiera fue a votar no le podemos dar el efecto jurídico más importante que es reformar la constitución", explicó.

Fernando Simón aseguró que el debate que generó el decreto de Cornejo y si el fallo del máximo tribunal avala la constitucionalidad de la reforma, abre las puertas a futuras modificaciones "necesarias" de la Constitución provincial que tiene ya más de 100 años.