La campaña #MendocinosPorLaGastronomía tiene el logo de una mano que empuña una cuchara en alto, y eso es lo que se replicará esta semana en más de 100 restoranes y bares locales. Así, los empresarios gastronómicos buscarán meter presión para que el Gobierno los habilite a abrir sus negocios hasta la 1 de la mañana.

El mismo gobernador Rodolfo Suarez admitió este lunes que está analizando junto a los intendentes la ampliación del horario de comercio, puntualmente de los locales gastronómicos y por lo que trascendió son varios los jefes comunales que avalan esa extensión horaria (de hecho ya hizo punta el intendente radical de Tupungato),por lo que se deduce que la decisión podría tomarse en breve, ya que en este caso sólo bastaría con un decreto provincial y no es necesario pedir permiso a la Nación porque la actividad ya está habilitada en Mendoza.

Te puede interesar...

Sin embargo, para avanzar con la medida que reclaman estos comerciantes, Suarez sí necesitará modificar la alerta sanitaria que está vigente y prohíbe circular entre las 23.30 y las 5.30 de la madrugada, y también deberá ampliar los horarios del transporte público a la medianoche.

Mientras eso sucede, los gastronómicos tratarán de convencerlo con los argumentos que sostienen esta campaña.

Campaña de gastronómicos.jpg

"Por un lado está el fundamento económico, nosotros necesitamos poder trabajar más porque con este límite horario de cierre a las 23, los bares y restoranes estamos trabajando al 50% de ocupación y sólo 3 horas en la tarde, ya que los clientes llegan a las 19.30 y deben irse a las 22.30. Pero por otro también está lo epidemiológico, ahora en verano la gente pretende quedarse un poco más tarde, se resiste a irse antes de las 23 y a esa hora ves a todos agolpados en una parada de micros o haciendo cola para retirar el auto en la playa de estacionamiento, ahí no hay distanciamiento que valga y eso tampoco ayuda a evitar contagios", resumió Andrés Civit, uno de los empresarios gastronómicos de calle Arístides Villanueva, que protagonizan la campaña.

La campaña que comenzó este lunes y se extenderá en principio por 7 días, supone que cada negocio reemplace su logo por el de la mano con la cuchara en alto y para sumar aún más respaldo, los clientes que estén de acuerdo podrán escanear un código qr para sumar sus firmas en la página change.org.

"El pedido no es antojadizo, vemos que en verano el mendocino sale a cenar más tarde y se resiste a retirarse temprano, es más se molestan cuando le traés la cuenta y le informás que estas por cerrar, por eso la medida también cuenta con el aval de los clientes", aseguró Civit.