Vaca Muerta mendocina

El subsecretario de Energía confió que están "buscando nuevos players" petroleros para no depender de YPF

"Hemos sido históricamente dependientes de YPF y ahora se está abriendo el juego", aseguró Manuel Sánchez Bandini, subsecretario de Energía y Minería de Mendoza

"Estamos bucando nuevos players para las áreas convencional y no convencional" de la lengua mendocina de Vaca Muerta, contó en diálogo con radio Nihuil.

Puntualmente, el funcionario se refiere a dos bloques colindantes a los pozos no convencionales en los que YPF prometió una inversión de 30 millones de dólares. Se trata del bloque Cañadón Amarillo, que pertenece al área Mendoza Sur que YPF puso en el mercado junto con otros yacimientos maduros; y al área Payún Oeste, que está en manos de Mendoza.

AREA PAYUN OESTE.jpg
Actividad petrolera en el área Payún Oeste.

Actividad petrolera en el área Payún Oeste.

►TE PUEDE INTERESAR: El millonario capital petrolero con el que Mendoza e YPF buscan atraer inversores

"Mendoza tiene 27 áreas en el mercado para diferentes tipos de inversores", agregó Sánchez Bandini. Lo que se busca de esta manera es dejar de ser "YPFdependientes" y abrir el mercado a otros jugadores.

Esto último está sucediendo, dice el funcionario de Energía, para que "majors y juniors también puedan comprar áreas y captar dinero del mercado para capitalizarlo en la provincia".

Qué significa para Mendoza la confirmación de la productividad petrolera en la Vaca Muerta mendocina

Que tras tres meses de trabajo, YPF haya concluido las tareas de exploración en la zona mendocina de Vaca Muerta con resultados promisorios "abre en la industria un nuevo horizonte que en los últimos 5 años no estaba", analizó Sánchez Bandini.

"Al abrir la lengua de Vaca Muerta con condiciones rentables de explotación, se vuelve a poner el foco en hidrocarburos para todo Mendoza; y eso le abre esperanza a decenas de empresas mendocinas que están migrando a Neuquen", dijo.

YPF Vaca Muerta no convencional 1.jpg

De todas maneras, puso paños fríos entre tanta ilusión porque la lengua mendocina no tiene las características de la neuquina y aún YPF está en una fase exploratoria.

"Hay que ir año a año como empezó Neuquén en 2012 y terminó explotando en 2015 y 2017", agregó.

Lo importante, dijo, es que "Mendoza ya está en ese camino y cada hito de cumplimiento ha sido exitoso".

En ese proceso es que destaca que la Provincia busca nuevos inversores para dejar de ser dependientes de YPF como históricamente Mendoza lo ha sido.

¿Estos nuevos pozos no convencionales vendrán a equilibrar la salida de YPF de las áreas maduras? Eso está por verse.

"La balanza para el país está equilibrada porque la inversión que YPF deje de hacer en convencional irá al no convencional en Neuquén. Pero en Mendoza, YPF sigue teniendo compromisos y buscará compensar la balanza con el desarrollo de la Vaca Muerta mendocina pero en cuanto a números habrá que esperar", aseguró.

Qué diferencias hay entre la Vaca Muerta de Neuquén y la de Mendoza

Sánchez Bandini dio cuenta de las limitaciones de la Vaca Muerta mendocina y presentó las características y diferencias con la neuquina.

En primer lugar, está a 140 km del lugar de masividad de desarrollo. Además, "el espesor de capa es 100 metros menor; y la presión inicial del reservorio para entregar energía también es menor".

El ingeniero señaló que, según estos primeros tres meses de producción, la productividad es entre un 30% y un 50% menor que un pozo tipo del no convencional de Neuquén, "pero eso no significa que no sea rentable".

¿Por qué? Porque a nivel de costo pozo, Mendoza es mucho más económica dado que los pozos no son tan profundos como los que hay que hacer en Neuquén. Es con esa clave que la provincia buscará hacerse competitiva.

Temas relacionados: