Diario Uno Política INADI
10 años intervenido

El Presidente volvió a prorrogar la intervención del INADI

Alberto Fernández ratificó a Victoria Donda al frente del INADI hasta fin de año cuando vence el plazo de la intervención que podrá prologarse por decreto

Más allá de cambios en los signos políticos durante una década ha sido imposible regularizar el organismo nacional contra la discriminación. Este jueves el presidente Alberto Fernández prorrogó la intervención del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), que recientemente cumplió 10 años en esa situación irregular tras la pelea de Claudio Morgado y María Rachid en junio de 2011.

A través del Decreto 396/2021, publicado en el Boletín Oficial, el mandatario estiró 180 días más la intervención del organismo, por lo que regirá hasta fin de año.

Seguir leyendo

Asimismo, el jefe de Estado ratificó a Victoria Donda al frente del INADI durante este nuevo período.

La intervención del instituto, que está dentro de la órbita del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, comenzó en junio de 2011, cuando se produjo una polémica e insólita pelea entre los entonces presidente y vice del organismo, Claudio Morgado y María Rachid, respectivamente.

inadi-intervenido-10-anos-maria-rachid.jpg
El Inadi cumple 10 años intervenido, desde la insólita pelea entre Claudio Morgado y María Rachid (foto). Tras 4 gobiernos todo sigue igual, ahora con Victoria Donda. Foto: NA.

El Inadi cumple 10 años intervenido, desde la insólita pelea entre Claudio Morgado y María Rachid (foto). Tras 4 gobiernos todo sigue igual, ahora con Victoria Donda. Foto: NA.

El escándalo, que incluyó acusaciones de mala utilización de fondos públicos y riñas políticas, obligó a la entonces mandataria, Cristina Kirchner, a desplazar a ambos y a intervenir el INADI: Pedro Mouratian fue el elegido para conducir el organismo durante 180 días.

Sin embargo, el paso del tiempo evidenció que las cosas no se acomodaban. Según la Ley 24.515 el presidente y vicepresidente del INADI deben ser "designados por el Poder Ejecutivo a propuesta en terna por el Congreso de la Nación" y tienen un mandato de cuatro años. Con la intervención se impide que el Poder Legislativo sea el encargado de proponer los nombres.

El 10 de diciembre se terminó el primer mandato de Cristina Kirchner y con la asunción para su segundo período al frente de la Casa Rosada también llegó el Decreto 88/2011, que prorrogó a Mouratian en el cargo y la intervención del INADI por 365 días, período que podría considerarse suficiente.

Pero no alcanzó ese año. En 2012, el Decreto 2379/2012 extendió otros 365 días el mandato de Mouratian y la intervención. Lo mismo sucedió a fines de 2013 con el 2006/2013. Y nuevamente pasaría exactamente lo mismo en diciembre de 2014, con el 2303/2014.

En el balotaje de noviembre de 2015 ganó el entonces candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri: tras asumir al frente de la Casa Rosada, prorrogó por 90 días la intervención y designó a Javier Buján como sucesor de Mouratian.

Cambió el signo político, pero en el INADI todo siguió igual. Pasados los tres meses, el líder del PRO extendió la intervención por otros 180 días y después por 90 más. Todo con Buján al frente.

A mediados de 2017, Macri volvió a estirar la situación irregular en la cúpula del organismo a cargo de combatir la discriminación por 180 días y designó al radical Claudio Presman al frente.

En diciembre de 2017, otros 180 días. y así sucesivamente hasta finalizar el mandato de Cambiemos. De prórroga en prórroga, la intervención se mantuvo durante dos períodos presidenciales completos.

Con la llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada, el INADI pasó a estar conducido por Victoria Donda, pero la intervención se mantuvo. Y, lejos de haberse tranquilizado, el organismo otra vez fue escenario de un escándalo político cuando la referente de Libres del Sur le ofreció a su empleada doméstica, Arminda Banda Oxa, un puesto allí.

En los diez años que pasaron desde aquella pelea entre Morgado y Rachid, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo tuvo un presupuesto acumulado de 1.697.525.900 pesos, que fue manejado por cuatro personas designadas por el Poder Ejecutivo sin cumplir lo establecido por la legislación vigente.

En Mendoza, en febrero, Consuelo Marianela Herrera asumió como la nueva titular de la delegación del Inadi de Mendoza: el anuncio se hizo luego de que Karina Ferraris renunciara al organismo por "diferencias políticas y de gestión con la conducción de Victoria Donda".