Análisis y Opinión

El arte de estropear lo bueno: el cepo a la compra de viajes al exterior pone a Mendoza en alerta

Afecto a la improvisación, el Gobierno metió otro parche, sin aviso, para sostener las reservas cada vez más menguadas del Banco Central

Como viene ocurriendo con tantas otras medidas, se ha hecho costumbre el "vamos viendo" cada vez que se toma una decisión gubernamental. Con el sector cárnico no han podido dar previsibilidad a los productores ni a consumidores, mientras los precios siguen su marcha, por citar un ejemplo.

Las diferencias en el gabinete económico son notorias y hasta en las entrevistas que dan las principales líneas aflora la confrontación, sin una autoridad que les marque un rumbo a los funcionarios que deberían armonizar sus políticas.

Roberto Feletti "hace mal en pensar en voz alta", afirmó Matías Kulfas, ministro de la Producción, al cruzar al secretario de Comercio por su dichos sobre que iban a subir los derechos de exportación para desacoplar los precios locales de los mercados internacionales.

Al no haberse conformado un equipo cohesionado al mando de un plan económico consensuado que responda al Presidente como único líder, las diferencias que se exhiben ante todos no son anecdóticas, sino que constituyen diferencias de fondo.

La prohibición de la noche a la mañana dispuesta por el Banco Central de financiar en cuotas los pasajes al exterior con tarjetas de crédito se inspiran en el mismo modus operandi que, esta vez, tiene como protagonista a Miguel Pesce. La repentización es, precisamente, una de las principales quejas de los operadores turísticos y de las aerolíneas ya que se enteraron de la medida a través de los medios.

La intención de bajar el drenaje divisas, traerá aparejadas otras pérdidas de magnitud, como consecuencia de la medida que afectará el ida y vuelta de los vuelos internacionales. Los directivos de las agencias están advirtiendo que se producirá una merma de ingresos por vía de los viajeros extranjeros.

viajes al exterior.jpg
 Restricciones y viajes al exterior: la letra chica de la DA

Restricciones y viajes al exterior: la letra chica de la DA

Mendoza, al igual que otras plazas turísticas del país, necesita recuperar su conectividad a pleno, requiere más vuelos, más turistas, y que lleguen más divisas.Contrariamente, habrá menos arribos a El Plumerillo desde el exterior porque, a raíz de las restricciones, las aerolíneas restringirán frecuencias al vender menos pasajes para salir del país, señalan algunas voces representativas del sector.

Hasta ahora se ha logrado recuperar con esfuerzo las conexiones directas con Santiago, San Pablo y Lima, y se prevé desde el 1 de diciembre el regreso de los vuelos a Panamá, estratégicos para la comunicación con el hemisferio norte. Sin embargo, la inestabilidad en las decisiones puede poner en riesgo la continuidad del plan del transporte aerocomercial, que no puede quedar sujeto a los vaivenes domésticos.

La Provincia poco a poco va recuperando el terreno perdido y se encuentra a la espera de viajeros chilenos vía terrestre. En tanto, busca acelerar el arribo de brasileños, estadounidenses y europeos, además del turismo nacional que el último fin de semana confirmó a nuestro destino como uno de los más requeridos del país.

De todos modos, nadie sabe a ciencia cierta cómo irá evolucionando la pandemia en el mundo, mientras Europa ingresa al invierno con la presencia de las nuevas cepas más agresivas que ya circulan en varios países.

Los anuncios de la ministra Carla Vizzotti respecto al pase sanitario para encuentros masivos, las campañas de vacunación y demás medidas preventivas generan la esperanza de encontrarnos más preparados para recibir una eventual ola hacia el otoño. Se trata de un plan para anticiparse a los acontecimientos que se muestra como una excepción a la regla de la improvisación en otros órdenes.

Pero aún con esas dificultades, el país y sus regiones tienen que acentuar sus esfuerzos en la producción y el trabajo. Los asuntos del poder y su impacto en la macroeconomía no son indiferentes para los que tienen que poner el hombro día a día.

diego stortini
Diego Stortini, titular de la Cámara de Tunuyán.

Diego Stortini, titular de la Cámara de Tunuyán.

Precisamente, en uno de los encuentros de las fuerzas productivas más concurridos del año, por el aniversario de la Cámara de Tunuyán se plantearon algunos tópicos para tener en cuenta: "En el Valle de Uco se recibe a más de 160 mil visitantes por año y se exporta el 21% de los vinos de Mendoza", acotó el titular de la cámara, Diego Stortini.

Al mismo tiempo, el empresario reclamó por la matriz productiva: "La región ha sufrido un marcado proceso de desindustrialización, nuestra economía con el tiempo se ha primarizado, y hemos perdido la capacidad de atraer nuevas y más industrias que agreguen valor a los alimentos que producimos...". "Nos repartimos la misma torta que hace 20 años", remarcó.

Ahí también hay un requerimiento al Estado que, entre otros aspectos, debe ocuparse de la inversión en infraestructura, como en otras políticas activas bien ponderadas, como el operativo de cosecha 2021, el programa Enlace y el Mendoza Activa.

Complementariamente, se debe seguir promoviendo la articulación entre el sector público y el privado en programas de innovación y relativos a la economía del conocimiento para lograr mayores índices de productividad, tal como lo puntualizó el ministro Enrique Vaquié.

Grandes desafíos y esfuerzos hay por delante, pero cuánto más eficaz sería la ejecución de una agenda que promoviera un crecimiento del Producto Bruto Geográfico, si se diseñara un paraguas nacional que propicie planes creíbles de largo plazo.

"Los silencios y las curiosidades"

La falta de dólares está llevando al Banco Central a adoptar un cepo tras otro, porque el denominador común es la incertidumbre, todo lo contrario a lo que aconsejan los manuales de Economía Política. La falta de confianza en el Gobierno es proporcional a la pérdida de valor del peso, y cada medida que se toma al respecto acentúa la avidez por la divisa norteamericana.

Las exportaciones extraordinarias del orden de los 75 mil millones de dólares este año y el superávit de la balanza comercial en torno de los 15 mil millones de dólares -en parte por las restricciones a las importaciones-, no han sido suficientes para mantener las reservas, que están cerrando el año con una liquidez cercana a los 4.000 millones de dólares. El monto no alcanzaría para sostener todos los compromisos y necesidades.

El préstamo de 44.500 mil millones de dólares tomado por Macri sigue siendo un tema irresuelto con el FMI, lo que implica una espada de Damocles para la gestión económica mientras no se logre una reprogramación razonable de los vencimientos. Lo que recomiendan los especialistas es cerrar la negociación en buenos términos, no limitar las exportaciones con suba de retenciones y dar señales ciertas hacia la búsqueda de una estabilidad macroeconómica.

Nada de eso está claro con tantas voces disonantes entre los funcionarios del área, a lo que se suma la pretensión de Máximo Kirchner de aprobar un nuevo impuesto del 3% a los alimentos envasados.

Cristina Kirchner.jpg
Cristina Kirchner fue investigada por lavado de dinero. “Los Sauces” y “Hotesur” son dos casos que la Sala 1 de la Cámara de Casación Federal unificó en 2019, al considerar que hay conexidad entre los hechos investigados.

Cristina Kirchner fue investigada por lavado de dinero. “Los Sauces” y “Hotesur” son dos casos que la Sala 1 de la Cámara de Casación Federal unificó en 2019, al considerar que hay conexidad entre los hechos investigados.

La falta de un rumbo definido emana ciertamente de la política, con un presidente que no se sabe qué actitud va a adoptar ante sus objetores del Frente de Todos, y específicamente ante Cristina Kirchner, a quien todos miran expectantes.

Después del revés eleccionario, la vicepresidenta acaba de lograr un triunfo judicial en la causa unificada de Hotesur y Los Sauces, lo que ocasiona un impacto político indisimulable. Pero en lo que respecta a la deuda, bajo el título "los silencios y las curiosidades", Cristina se ha pronunciado señalando que "la lapicera la tiene el Presidente", y que la responsabilidad de una ley sobre un financiamiento con el FMI le corresponde al Congreso de la Nación.

Correrá por cuenta de las interpretaciones y de los hechos concretos si se trata de una forma de correrse del problema o de marcar la cancha de las negociaciones. Sea como fuere, el país necesita avanzar sobre acuerdos políticos reales hacia un rumbo cierto, primero entre los que gobiernan y luego con la oposición.