La Asociación de Establecimiento Gerontológicos (AMEG) advirtió este jueves la difícil situación que atraviesan los geriátricos de Mendoza y las dificultades para afrontar con la eficacia del año pasado la segunda ola de coronavirus. "No vamos a poder hacernos cargo" , aseguraron desde esa institución médica que además hizo un reclamo de atención al Gobierno de la provincia y se quejó de una frustrada reunión con la ministra de Salud, Ana María Nadal.

En una nota dirigida a socios de AMEG y a los médicos en general, con la firma de su presidente Laureano Luis Andrade, se afirma que "en vistas de la llegada de una segunda ola de contagios... se hace cada vez más difícil que las residencias gerontológicas puedan enfrentar esta nueva situación".

Te puede interesar...

El documento agrega que "a pesar de haber reforzado nuestros sistemas operativos de cuidados, este incremento exponencial de casos nos encuentra con nuevas amenazas que agudizan la vulnerabilidad de nuestros adultos mayores y personal; como es la presencialidad escolar, el desgaste emocional que sufren residentes y recursos humanos (siendo el sector que desde el principio de la pandemia viene sosteniendo los más estrictos protocolos), las limitaciones de visitas de familiares, los aislamientos, los duelos por pérdidas de compañeros, entre muchos otros factores".

Las instituciones gerontológicas, según los propios testimonios de socios de AMEG, se encuentran muy debilitadas para actuar en esta oportunidad. Debe recordarse que hemos tenido que cumplir con un rol sanitario durante el año 2020, para el cual no estábamos preparados ni habilitados para dicho fin. Se llevó a cabo sin recibir ningún tipo de ayuda ni reconocimiento por parte de los organismos e instituciones que debieron ocuparse y tomar cartas en el asunto, para responder en la contención de enfermos infectocontagiosos de Covid 19, y encontrarnos mejor preparados para una emergencia similar. Todo esto afectando, no solo la salud mental del equipo, sino también el sistema financiero por el consumo de insumos hospitalarios y la alta conflictividad laboral. Este esfuerzo realizado por parte de los colegas mendocinos fue parte de la solución sanitaria que permitió que el sistema no colapsara en la primera ola Las instituciones gerontológicas, según los propios testimonios de socios de AMEG, se encuentran muy debilitadas para actuar en esta oportunidad. Debe recordarse que hemos tenido que cumplir con un rol sanitario durante el año 2020, para el cual no estábamos preparados ni habilitados para dicho fin. Se llevó a cabo sin recibir ningún tipo de ayuda ni reconocimiento por parte de los organismos e instituciones que debieron ocuparse y tomar cartas en el asunto, para responder en la contención de enfermos infectocontagiosos de Covid 19, y encontrarnos mejor preparados para una emergencia similar. Todo esto afectando, no solo la salud mental del equipo, sino también el sistema financiero por el consumo de insumos hospitalarios y la alta conflictividad laboral. Este esfuerzo realizado por parte de los colegas mendocinos fue parte de la solución sanitaria que permitió que el sistema no colapsara en la primera ola

La reunión que no se hizo

La Asociación de Establecimiento Gerontológicos de Mendoza pidió hace más de 10 días una reunión con la ministra de Salud, Ana María Nadal, ante lo que consideró como "una falta de comunicación y planificación hasta el momento por parte del gobierno con nuestro sector". Según la entidad, recién el miércoles 14 recibieron un llamado telefónico para una reunión este jueves 15 a las 9, sin la presencia de la titular de la cartera sanitaria. Luego de una espera de media hora les informaron que el encuentro no podía realizarse y se les propuso hacerlo otro día.

Frente a esta situación, desde AMEG dijeron que sólo asistirán si los atiende Nadal y si tienen alguna respuesta a su pedido.

"Es una situación lamentable, que evidencia la falta de respeto y consideración de quienes deben estar al servicio de los adultos mayores de la provincia. Por lo vivido en este último año de pandemia, y por lo que se avizora en este contexto, es que AMEG le pide participemos juntos y unidos, ya que fueron de nuestros colegas de donde recibimos contención y ayuda en los momentos difíciles", dice el documento en su parte final, dirigida a la ministra.

El pedido de los geriátricos

La nota enviada al Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, por la Asociación de Establecimientos Gerontológicos reclama lo siguiente:

  • La salud mental de nuestros residentes y personal, quienes han pasado por una experiencia traumática, al momento de los contagios por tratarse de un ámbito no concebido como hospitalario, al día de la fecha se encuentra sumamente debilitada, ya que se trata de los únicos que deben seguir sosteniendo con rigurosidad los protocolos aislamientos.
  • La situación financiera es muy delicada en todos los casos, ya que no solo generó y genera costos extraordinarios sumamente costosos, como zona ociosa para aislamiento, la imposibilidad en la ola de nuevos ingresos, el nivel altísimo de conflictividad y deserción laboral , insumos y servicios especiales, entre muchos otros.
  • La imposibilidad de conseguir los residentes ayuda económica de su cobertura médica, en caso de ser positivos por el hecho de estar en una residencia, fue otro de los factores que empujó al sector a este difícil momento, siendo imposible en una próxima ocasión de contagios la ayuda adicional de familiares, ya que la gran mayoría también a ésta altura de la pandemia se encuentra con serios problemas económicos.
  • Por lo expuesto claramente no vamos a poder hacernos cargo de lo que nos tocó en la primera ola. Igualmente quedamos a disposición para lo que podamos aaportar, ya que no se trata de un tema de voluntad, sino de posibilidad.