Diario Uno > Política > Anabel Fernández Sagasti

De voluntaria en Casa Cuna a presidenta del PJ: cómo creció Anabel Fernández Sagasti

La senadora Anabel Fernández Sagasti será la primera presidenta de la historia del PJ provincial. Llegó al Congreso en el 2011 de la mano de Cristina Kirchner y desde entonces forjó un liderazgo

En el 2011 Anabel Fernández Sagasti sólo era conocida entre un puñado de compañeros la Facultad de Derecho de la UNCuyo que habían creado La Cámpora en Mendoza, entre ellos su compañero de 10 años, Lucas Ilardo, y en la Casa Cuna de la Dinaf en donde fue voluntaria por 6 años.

En la arena política, esta joven de 27 años era una desconocida cuyo nombre empezó a pronunciarse luego de que Cristina Kirchner ordenara que fuera cabeza de lista de los candidatos a Diputados nacionales por Mendoza, algo que no cayó muy bien entre los peronistas locales. En aquel momento a nadie se le hubiese ocurrido que esa godoycruceña fuese a quedarse con la presidencia del PJ provincial.

Te puede interesar...

https://twitter.com/lucasilardo/status/1303427351250964482

Fiel al estilo de ese semillero camporista, Sagasti no hablaba con los medios de comunicación y comenzó su carrera política pegada a su jefa política y espiritual: Cristina Kirchner, de cuyo lado no se despegó, aún cuando en Mendoza algunos peronistas cuestionaban las formas de la ex presidenta y el trato para con la provincia.

Anabel y Cristina.jpg

Esa cercanía con el poder y su fidelidad al kirchnerismo también le valieron asumir como senadora nacional en el 2015, pero hay que decir que un tiempo antes ya había demostrado que estaba dispuesta a revelarse a la estructura de su propio partido. En el 2014 La Cámpora, y ella al frente, rompió relaciones con el ex gobernador Francisco Pérez y los referentes que integraban el gobierno pegaron un portazo y se fueron.

Con un gobierno nacional adverso, y con cachetazos en las elecciones provinciales que el Pj pierde desde el 2013, y en donde el kirchnerismo no generaba las adhesiones esperadas, Sagasti comenzó a gestar un modelo de peronismo más inclusivo, que lograra recuperar el orden que le reclamaba el electorado.

En paralelo, se mostró con el ex gobernador radical Alfredo Cornejo y negoció la adhesión al proyecto de juicio por jurados en una reunión que algunos cuestionaron, pero en donde anticipaba que estaba dispuesta a subirse al ring y dar pelea por la gobernación. El camino no fue fácil, para llegar tuvo que derrotar al grupo de los intendentes que se enrolaron detrás de Alejandro Bermejo, pero después de eso resurgió el viejo lema peronista: "el que gana lidera y el resto acompaña".

Anabel y Cornejo.jpg

Así Sagasti es hoy la referente de mayor peso político específico dentro del peronismo y se sienta a la estrecha mesa que comparten el presidente Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Eso le da una llegada directa al poder que los intendentes agradecen y veneran, porque saben que eso redunda en ayuda y asistencia del Gobierno Nacional.

Por tanto no sorprende, que hoy Anabel Fernández Sagasti, a sólo 9 años de aquel desembarco en el Congreso y con sólo 36 años se vaya a convertir en la futura presidenta del PJ provincial, y haya logrado el respaldo de los 6 intendentes, que -algunos más felices que otros- ocuparán cargos en el Consejo Provincial o tendrán sus representantes en el esquema partidario provincial.

Desde ese rol tendrá el duro desafío de conservar la unidad peronista y consolidarse como partido para volverse una opción competitiva en el 2021 cuando haya elecciones legislativas. Desde ya hay quienes la ven liderando la lista de candidatos a senadores nacionales del PJ, y otros dicen que tiene el posicionamiento político como para elegir algún cargo en el Ejecutivo nacional que le dé experiencia de gestión.