Diario Uno > Política > Ajuste

Ajuste: qué dijo Alberto sobre la negociación con el FMI

El presidente Alberto Fernández dijo que el país "saldrá adelante con sus propias recetas" y sin ajuste en referencia a la negociación con la deuda externa

Te puede interesar...

El presidente Alberto Fernández aseguró que su gobierno no llevará adelante "un ajuste que pague la gente" y ratificó su confianza en que la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, "entienda" la difícil situación económica y social que atraviesa la Argentina.

"Tengo mucha confianza en que ella se dé cuenta que no le podemos hacer pagar más costos a los que ya han perdido todo. A ellos solo hay que volver a ponerlos en el escenario de la sociedad", subrayó Fernández en una entrevista con C5N el sábado por la noche.

Además, indicó que no dejará que el Fondo Monetario ni ningún país extranjero condicione al país a llevar a cabo distintas políticas para reducir el déficit fiscal.

"Argentina saldrá adelante con sus recetas", aseguró.

"Hablé mucho con el papa Francisco y él me planteó que hable con (Kristalina) Georgieva porque es una mujer que conoce la pobreza porque vivió en un país como Bulgaria en la época del comunismo. Creo que ella entiende de la situación de la que venimos", consideró respecto a la mandataria del FMI.

Además, destacó el trabajo del ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre quien dijo que hizo "una contribución patriótica" para ayudar al país".

"Decían que Martín (Guzmán) era Sacachispas, nada más inexacto. Es un hombre que dejó su prestigio como académico en el exterior para hacer una contribución patriótica. Nos dio una estrategia para resolver el tema de la deuda. Él pone la economía al servicio del desarrollo humano".", afirmó Fernández.

Por último, se refirió a la actual crisis económica y remarcó que "lo que le pasa a la Argentina le pasa al mundo" pero que "en los últimos días hay algunos indicios que son positivos": "Nos vamos a recuperar y rápido cuando pase la pandemia".

Por las provincias

El presidente Alberto Fernández retomará en los próximos días sus visitas a ciudades y localidades del interior del país, en un esquema de viajes a las provincias que interrumpió en junio pasado, cuando la situación sanitaria del área metropolitana se vio más comprometida por el número de contagios de coronavirus.

"Empezaré a viajar. Voy a ir con mi gobierno a ayudar a los gobiernos de cada provincia. Entre todos vamos a seguir salvando la vida de los argentinos", expresó anoche el Presidente, durante una entrevista que concedió en forma presencial en el programa Sobredosis de TV, que se emite por la señal C5N.

De hecho, la semana pasada Fernández encabezó en la localidad de Puerto San Martín, en Santa Fe, el acto de firma del Acuerdo Federal para la puesta en marcha de la Hidrovía Paraná-Paraguay, realizado junto a siete gobernadores.

Allí abogó por un país "más federal" y reafirmó su vocación de "acercar el poder al interior del país" para que "Dios no atienda sólo en Buenos Aires".

Ha llegado la hora de que la Argentina crezca con otra lógica, que crezca con otro equilibrio y que el desarrollo no solo esté concentrado allí en el puerto de Buenos Aires. Queremos que el desarrollo se distribuya en cada lugar de este país tan querido Ha llegado la hora de que la Argentina crezca con otra lógica, que crezca con otro equilibrio y que el desarrollo no solo esté concentrado allí en el puerto de Buenos Aires. Queremos que el desarrollo se distribuya en cada lugar de este país tan querido

Junto al jefe de Estado, a orillas del río Paraná, estuvieron los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Valdés (Corrientes), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Gildo Insfrán (Formosa).

Durante la primera etapa de la pandemia, Fernández había comenzado una serie de viajes a las provincias, donde anunció obras, firmó convenios y comprobó de primera mano cómo era la situación sanitaria en los distritos.

Una de sus últimas visitas había sido la del 12 de junio a La Rioja, donde ese mismo día debió suspender el viaje posterior a Catamarca tras confirmarse el resultado positivo de coronavirus del intendente bonaerense Martín Insaurralde.

Una semana antes había estado en La Pampa y Neuquén, a donde llevó el compromiso de su gobierno de terminar con las "desigualdades que avergüenzan a todos" los argentinos.

En mayo último visitó Formosa y Misiones, otras dos provincias que recorrió como parte de su agenda federal, y en los días previos había estado en Santiago del Estero y Tucumán, distrito en el que habilitó una obra que estuvo parada por más de 5 años.