Diario Uno > Policiales > asaltada

Una niña de 11 años fue asaltada y golpeada a la salida de la escuela

Una niña de 11 años fue asaltada sobre el puente peatonal que cruza el Acceso Este, en San Martín. Le pegaron un culatazo en la cara, la apuntaron con un arma y le robaron la bicicleta y el celular

Una niña de 11 años que salía de clases fue asaltada por dos jóvenes que, apunta de pistola, le robaron la bicicleta, el celular y le pegaron un culatazo en el rostro.

El hecho se produjo a las 12.45 de este miércoles en el ingreso al puente peatonal que cruza el Acceso Este, a la altura de la calle Tropero Sosa, en el extremo norte de la ciudad de San Martín.

La menor había salido de la escuela 1-717 Ítalo Acerbis, del barrio El Nevado, y regresaba a su casa en compañía de sus 2 hermanas gemelas menores, de 8 años, y su hermana mayor, de 20.

"La atacaron a ella porque era la única que tenía bicicleta", contó la madre de la niña víctima y luego acotó que su hija "tiene desfigurado el rostro", por el culatazo. La escena del robo habría sido vista por otros peatones.

En un posteo, mezclando dolor e indignación y junto con fotos del rostro golpeado de su hija, la mujer escribió:

"Cuando la vida te da palizas que no te esperas.

Ella es mi hija, tiene 11 años. Hoy a la salida de la escuela, a las 12:45 y a los pies del puente de la Tropero Sosa, por la lateral, dos chicos amigos de lo ajeno le dieron un culatazo en la nariz, tirándola de la bici, mientras sus hermanas gritaban y lloraban por su hermana, por la bici y por el celu que le robaron. Las apuntaron con un arma".

Más adelante se pregunta: "¿Qué necesidad hay de golpear, si no están oponiéndose a darte lo que querés?, ¿por qué esta maldad, por qué ? ¿Cuándo se perdió la empatía y la solidaridad de la gente? Si ves niñas a las que les están robando y les están pegando, ¿no podes ayudarlas?, ¿no pensás que también les puede pasar a tus hijos, a tu esposa, a tu madre? Nadie las ayudó. Cuando llegué donde estaban, sólo lloraban y se culpaban por no poder proteger lo que con tanto esfuerzo uno puede darles".

Y la madre remata: "Esta vez la sacamos barato pero, mañana, quién sabe si sos vos o soy yo. No hagamos la vista gorda a lo que pasa a nuestro alrededor, porque mañana podés necesitar de mí".

Seguir leyendo