Diario Uno > Policiales > Joven baleada

Una mujer cubrió a sus hijos para salvarlos y recibió cinco disparos

Una joven peluquera de 28 años fue gravemente herida por su pareja y permanecía internada en coma farmacológico, tras ser atacada a balazos

Una joven peluquera de 28 años fue gravemente herida y permanecía internada en coma farmacológico, tras ser atacada a balazos en su vivienda de la localidad bonaerense de Cuartel V, partido de Moreno, hecho por el cual la Policía busca a su pareja, que está prófuga, informaron fuentes de la fuerza.

El intento de femicidio ocurrió el sábado último en un domicilio ubicado en la esquina de Sarmiento y Asunción, en dicha localidad del oeste del conurbano, donde la joven convivía con el sospechoso, un albañil de 30 años, a pesar de que según su familia ella había radicado tres denuncias por violencia de género en la Justicia para solicitar la exclusión de hogar.

Te puede interesar...

El episodio fue relatado por Tania, la hermana de la víctima, que explicó que todo comenzó cuando Ríos encontró en el teléfono celular de Jéssica fotos de las denuncias que le había realizado, tras lo cual la amenazó de muerte y salió de la vivienda. "Ella lo había denunciado a escondidas y me llamó desesperada pidiéndome que la acompañara porque tenía miedo, y me fui a su casa junto a mi hijo", comentó la mujer.

Tania relató que poco después el agresor golpeó la puerta mientras la víctima se encontraba bañando a su hijo en el primer piso, y cuando ingresó "se fue directamente arriba, le dijo 'p… de mierda, te voy a dar tres tiros'", por lo que Jéssica "bajó corriendo" para resguardarse.

"Me contó lo que le dijo y le pedí que agarrara a los chicos y nos fuéramos, pero apenas le dije eso el tipo ya estaba ahí, nos cerró la puerta principal, no podíamos salir", siguió. Además, recordó que Ríos "estaba lúcido, era consciente de lo que hacía" y no parecía estar alcoholizado, por lo que ninguna imaginó hasta ese momento que estaba armado.

"Mi hermana empezó a forcejear, él la empuja y ahí le empezó a disparar, le dio cinco tiros", contó notablemente angustiada. De acuerdo a su relato, en ese momento Tania se ubicó frente a su hermana y le dijo al hombre que la matara a ella y no a Jéssica, "pero él gatilló y se quedó sin balas", por lo que "agarró desesperado la llave y se fue".

"La Justicia hizo oídos sordos, esperó a que mi hermana estuviera en estas condiciones para moverse, nunca le dieron un botón antipánico, nada", dijo. "No sé si mi hermana va a salir, está muy grave. Yo pido justicia, que este asesino de mierda pague por lo que hizo", concluyó.

"Ahora está con una traqueotomía, tiene perforado el abdomen, el pulmón, el corazón, tiene una bala en el hombro y otra en el brazo, tiene cinco balas adentro de su cuerpo y la operación duró seis horas", agregó la mujer y recordó que el prófugo disparó una sexta vez y que ese proyectil "le rozó la cabeza" a Jéssica, aunque impactó en un electrodoméstico.