Diario Uno > Policiales > joven

Una joven murió de un balazo en la cabeza en una discusión familiar

Una joven murió luego de haber recibido un balazo en la cabeza. Ocurrió en Paraná durante una discusión entre su novio y el padre mientras forcejeaban con una escopeta

Una joven de 20 años murió este martes en Paraná, Entre Ríos, luego de haber permanecido internada con muerte cerebral desde el domingo pasado, cuando recibió escopetazo en la cabeza durante una discusión entre su novio, quien quedó detenido por el caso, y su padre, quien se entregó en las últimas horas a la Policía.

La víctima fue identificada como Gilda Estefanía Klocker, de 20 años, quien convivía con su novio Jonathan Dayer, de 22, y su suegro, Julio Dayer, de 65, quienes años anteriores habían sidos condenados por dos homicidios.

Voceros de la fuerza detallaron que el hecho ocurrió el domingo por la noche durante una reunión familiar en una casa ubicada sobre calles Miguel David y Gobernador Parera de la capital entrerriana, cuando tras una fuerte discusión Jonathan tomó una escopeta y comenzó a amenazar con matar a su padre.

Según el relato de otros tres familiares que se encontraban en la vivienda, ambos hombres comenzaron a forcejear y en esas circunstancias se efectuó un disparo que impactó en la cabeza de la joven, quien nació en otra zona de Paraná pero hacía varios meses convivía con la familia de su novio.

Tras el escopetazo, la víctima fue trasladada al centro de salud Corrales local, donde dieron aviso a la policía, que detuvo al joven y comenzó una búsqueda de Julio Dayer, quien se fugó mientras llevaban a la joven.

Entre Rios Discusión entre padre e hijo matan a una joven.jpg

Producto de "las graves lesiones en la zona craneal y al complicarse su cuadro" de salud, la joven fue derivada al hospital San Martín de Paraná, donde permaneció con muerte cerebral hasta este martes, cuando falleció de muerte encefálica a pesar de los esfuerzos médicos, explicaron desde ese hospital.

En tanto, horas más tarde, Julio Dayer se entregó voluntariamente en la comisaría 1ª local, y junto a su hijo se mantienen detenidos e incomunicados en la Alcaidía de Tribunales de Paraná a disposición de la Justicia.

Por otra parte, Dayer padre había cumplido una pena por homicidio; y su hijo fue condenado en 2017 a tres años de prisión condicional luego de asesinar de un balazo a Miguel Ángel Ledesma en la localidad de San Benito, pero nunca estuvo detenido ya que se comprobó que actuó para defender a su madre, en exceso de legítima defensa.

Por su parte, Betiana, hermana de la víctima, afirmó a Canal 9 Litoral que donarán los órganos de la joven, por lo que ya comenzó el protocolo al respecto.

"Estamos muy dolidos, lo único que pido es que se haga justicia, porque hoy fue mi hermana pero así como ya tienen varios homicidios estas personas, lo van a seguir haciendo si siguen en libertad", remarcó.

En el caso trabaja la fiscalía de turno, junto a personal de la División Homicidios de la Jefatura de Policía de Paraná.

Seguir leyendo

Temas