Una joven de 21 años se encuentra internada en delicado estado de salud tras protagonizar un accidente en Ciudad en la madrugada de este martes. El otro conductor que intervino en el siniestro quedó detenido porque estaba ebrio al volante. Los investigadores buscan determinar un dato clave: quién pasó el semáforo en rojo.

El choque se produjo minutos después de la 1 en la intersección de calles Rivadavia y 25 de Mayo. Por esa primera arteria, en dirección al este, circulaba Brenda Acevedo (21) en una moto Zanella de 110 cilindradas. La colisión se produjo con un auto Volkswagen Up que se dirigía hacia el sur, al mando de Marcos Antonio Vergara (42).

Embed

Un llamado al 911 alertó sobre la situación y una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencias llegó al lugar. La motociclista fue trasladada al Hospital Central donde quedó internada en terapia intensiva con un diagnóstico de traumatismo encéfalo craneano grave, fractura de cervical y cráneo. Todo parece indicar que el casco que llevaba puesto saltó al momento del impacto.

En tanto que personal policial le realizó un dosaje al conductor del vehículo mayor que arrojó un resultado de 2,44 gramos de alcohol en sangre, casi el quíntuple del máximo permitido por la Ley de Tránsito. Es por eso que Vergara quedó alojado en los calabozos de la Comisaría Tercera.

La investigación quedó a cargo del fiscal de Tránsito Fernando Giunta, quien tiene un plazo de 24 horas para definir si imputa al hombre -se puede prorrogar por 24 horas más-. Para esto será clave determinar cuál de los dos conductores fue el que pasó el semáforo en rojo. Fuentes ligadas a la causa detallaron que en el lugar no hay cámaras de seguridad, por lo que están buscando testigos que puedan dar mayores precisiones al respecto.

En caso de determinarse que fue la motociclista la que no respetó la luz roja, el conductor del auto podría no ser imputado y sólo deberá responder por la contravención de manejar alcoholizado. Pero en caso contrario su situación podría complicarse hasta ser acusado por lesiones graves con dolo eventual y quedar preso.