Diario Uno > Policiales

Un hombre fue imputado por provocar que su mujer se suicidara

Catherina Gibilarocgibilaro@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

Un hecho que seguramente sentará precedentes en la Justicia provincial es el de un hombre que fue imputado por el Fiscal de Instrucción de Godoy Cruz, Juan Carlos Alessandra, de instigación al suicidio de su pareja. Est

delito es sancionado por el artículo 83 de Código Penal.

Si bien el acusado se encuentra el libertad, podría ser condenado a entre 1 y 4 años de prisión.

El fiscal también dispuso la exclusión del hombre del hogar y la prohibición de acercamiento a su pareja.

El caso por el cual fue acusado José Walter Pereyra ocurrió el 14 de enero de este año, alrededor de las 12.30 en una vivienda de la calle Río Juramento 1640, de Godoy Cruz.

Allí se encontraba su pareja –el nombre se reserva por tratarse de una instancia privada– y entre ambos comenzó un violenta discusión en la que no faltaron insultos de toda índole. Pero el hombre, según la instrucción, fue más allá al insistir constantemente en que se matara “de una vez por todas”.

Seguidamente, la víctima tomó un cuchillo y Pereyra le repetía una y otra vez que no se iba a animar a cortarse, por lo que ella soltó el cuchillo.

Ante la insistencia de su pareja, ella tomó otro cuchillo y se cortó la muñeca izquierda. La mujer manifestó ante la Justicia que tomó la decisión de cortarse porque Pereyra así se lo indicaba. Concretamente, según denunció, él le reiteraba: “¿Por qué no te matás de una vez por todas? “Ah,bien! Ahora agarrá un cuchillo y matate... ¡dale, dale! A ver?”. Esto se lo repetía en medio de insultos.

La víctima señaló que luego de cortarse, su pareja le dijo que estaba loca y ella le dijo que lo había hecho porque él se lo había pedido. Parece que lo ocurrido al hombre no le bastó y fue más intolerante diciéndole, pese a que ella estaba herida: “Yo quería que te mataras en otro lado, no acá”.

En su momento, en el caso tomó intervención la Oficina Fiscal Nº4 y el fiscal Alessandra, luego de que la mujer recibiera las atenciones adecuadas y radicara la denuncia, dispuso que fuera sometida a peritajes psiquiátricos y psicológicos en el Cuerpo Médico Forense.

Peritajes

Los peritos, cuando concluyeron con lo requerido por el fiscal Alessanra, le enviaron su informe sobre el estado de la mujer. En el mismo se indica que la presentó “indicadores psicológicos y sociológicos de ser sometida a maltrato psicofísico intrafamiliar desde su infancia-adolescencia e, inclusive, en su relación de pareja”.

Los profesionales afirmaron asimismo: “En este caso particular se puede considerar que la mujer fue víctima de la instigación al suicidio”.

Ante este informe el Ministerio fiscal estimó: “La convivencia de la víctima con José Pereya ha puesto en serio riesgo la integridad física y la vida de la misma, motivo por el cual corresponde disponer la exclusión del hogar y la prohibición del acercamiento hacia la víctima a una distancia de 100 metros de los lugares donde esta se encuentra en forma permanente, temporal o accidental”.