Diario Uno Policiales

Bautista Languinen tiene un año y 7 meses y está en terapia del Notti por fractura de cráneo y otras lesiones. Esperan informes médicos para imputar.

Un bebé está internado en grave estado en el Notti y se investiga si fue golpeado en el seno familiar

Por UNO

Por Catherina Gibilarocgibilaro@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

La Justicia investiga las lesiones que presenta un bebé que tras un periplo por el centro de salud de Palmira y el hospital Perrupato, de San Martín, fue trasladado al hospital Notti, donde se encuentra en un estado crítico en  terapia intensiva.

La causa está caratulada momentáneamente por el fiscal de San Martín, Martín Scattareggi, como averiguación de lesiones dolosas, razón por la cual están en la mira del funcionario judicial los integrantes del entorno  familiar, concretamente los padres del chiquito, de un año y 7 meses de edad.

Ambos fueron denunciados por la abuela, quien también manifestó que con anterioridad el pequeño era blanco de la crueldad de sus padres.

No se descarta una vez que se conozca el informe médico sobre el estado de las lesiones y su tiempo de curación que la calificación pueda agravarse y que además comience a haber imputados.

Esta historia ya es repetida en el ámbito provincial, donde varios chiquitos fueron víctimas de sus propios progenitores, algunos con consecuencias graves que los llevaron a la muerte. A la lista de nombres se suma uno  nuevo: el de Bautista Languinen, quien reside con su familia en el barrio Romanoff, de Palmira.

Su odisea comenzó el sábado cuando fue llevado por su madre, Natalia Marisel Languinen (21), al centro de salud de Palmira.

Allí fue donde la médica de guardia advirtió lesiones anormales en el nene, razón por la cual le preguntó a la madre qué había sucedido.

Por toda respuesta ella manifestó que Bautista se había caído cuando estaba al cuidado de su abuela.

Esto no convenció a la profesional, quien le indicó que el pequeño debía ser internado. Ante la sugerencia la joven se fue con el bebé. Horas después entró al mismo centro de salud la abuela del nene, María Luisa Flores (57), quien lo llevaba en brazos.

La mujer al ser consultada sobre este segundo reingreso de Bautista manifestó que su hija le había solicitado que lo cuidara pero ella al ver que presentaba lesiones decidió llevarlo allí. Los médicos decidieron el traslado al  hospital Perrupato, donde le diagnosticaron fractura de cráneo y heridas en el párpado inferior y en la mejilla izquierda.

Ante el cuadro clínico que presentaba la criatura los facultativos decidieron derivarlo al Notti, donde pasó directamente a terapia intensiva debido a su situación crítica.

Frente a esto la abuela decidió denunciar a los padres.

Por su parte la médica del Centro de Salud de Palmira que fue la primera en atender a Bautista declaró ayer por la tarde en la Oficina Fiscal de San Martín brindando detalles sobre la salud del chiquito y el comportamiento de  su madre.

El funcionario a cargo de la investigación ya detectó que existen antecedentes con denuncias de maltrato hacia el bebé por parte de los padres.

Scattareggi solicitó informes clínicos al Notti sobre el estado de salud del niño y también a los forenses.

Lesiones anteriores

En el transcurso de este año el abuelo del nene descubrió que a éste le resultaba imposible agarrar el biberón sin llorar. Sin perder tiempo el hombre lo llevó a un hospital –se cree que fue al Perrupato–, donde los médicos  detectaron que el niño tenía fractura en uno de sus hombros.

Fue entonces que radicó la correspondiente denuncia, que fue refutada por su hija.

La tenencia del bebé en algún momento estuvo en manos de la abuela, pero luego se la quitaron.