Diario Uno > Policiales > Prisión Domiciliaria

Tenía prisión domiciliaria la mujer sospechada por la muerte de un hombre tras una pelea

Por la muerte del hombre de 44 años, quien fue encontrado por su madre en su casa de Capital, atraparon a una mujer y detectaron que tenía prisión domiciliaria

La mujer investigada por la muerte de un hombre en su casa de Capital, tenía prisión domiciliaria aunque estaba sin tobillera, y habría violado varias veces la medida impuesta. En mayo había sido imputada por violar el aislamiento obligatorio impuesto por la Nación debido a la pandemia por coronavirus.

Se trata de una joven de 27 años, quien fue detenida en la mañana del martes en una casa de calle Confraternidad Ferroviaria y Castroman, de la Cuarta Sección, en Capital, debido a que es la principal sospechosa de la muerte de Diego Nicolás Alonso, de 44 años.

Te puede interesar...

confraternidad ferroviaria y castroman capital cuarta seccion.jpg

El fiscal de Homicidios Carlos Torres, a cargo de la investigación, espera los resultados de la necropsia para determinar la responsabilidad de la sospechosa en la muerte de Alonso y su situación procesal.

A simple vista, la víctima tenía una herida cortante en la cabeza, pero todavía se desconoce si esa fue la causa de muerte. Una de las hipótesis posibles es que el hombre haya sufrido un infarto, y de confirmarse esto, la mujer podría quedar libre de esta causa.

De todas formas, la mujer deberá seguir cumpliendo la pena impuesta, aunque habría que ver si sigue en la modalidad domiciliaria o regresaría al penal debido a las reiteradas violaciones cometidas.

Tiene antecedentes por robos, asaltos, hurtos, tenencias de armas y otras causas más, y estuvo presa en el penal de mujeres de El Borbollón. La última causa que tiene fue en mayo pasado cuando se la imputó por violar al artículo 205 que determina el cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus. Desde ese momento quedó detenida en su casa.

El hecho

Diego Nicolás Alonso fue encontrado muerto cerca de las 10.30 del martes dentro de su casa de calle Gobernador González al 600, de Capital, a unas tres cuadras de donde vivía la joven de 27 años. Fue su madre, de 68 años, quien entró a la casa debido a que su hijo no respondía.

Lo primero que vio fueron mechones de pelos largos, de mujer, y manchas de sangre. Cuando llegó a la habitación encontró a su hijo muerto sobre la cama y con manchas de sangre en la cara.

De la investigación surge que el mismo martes más temprano la Policía había ido hasta el lugar debido a que Alonso había llamado al 911 por una intensa riña que tuvo con la mujer de 27 años, quien lo habría golpeado. A pesar de eso, no quiso ser asistido por un médico como tampoco quiso hacer la denuncia, ya que la acusada se había ido del lugar.

Los investigadores tratan de reconstruir qué pasó en las horas siguientes hasta que el hombre fue encontrado muerto, y preventivamente capturaron a la joven para que no escapara, mientras se realizan todos los peritajes correspondientes.