Lunes, 30 de enero de 2017

Son diez los penitenciarios involucrados en la fuga del Meteoro Suárez

En los próximos días serán imputados guardiacárceles de Almafuerte. Cuatro ya fueron pasados a disponibilidad.

Mientras Víctor Meteoro Suárez (43) se mantiene en la clandestinidad y tiene en vilo a la Policía de Mendoza desde hace casi una semana, la investigación judicial de su fuga avanza y va implicando a más sospechosos.

Uno de sus cómplices está detenido y pasará al penal, en tanto el restante es buscado. Además, más penitenciarios quedarán vinculados a la causa por su conducta negligente.

El escapista más famoso de Mendoza (¿y del país en la actualidad?) logró huir el martes de la semana pasada de la cárcel de Almafuerte, en Cacheuta, el lugar de detención con máximas medidas de seguridad. Tras el horario de visitas, pasado el mediodía, se camufló entre un hombre inválido y su silla de ruedas para perderse de vista de los guardiacárcles rápidamente. Además del hombre paralítico que lo ayudó, otro sujeto los acompañó en el plan.

Desde ese día hasta ahora el paradero de Meteoro es un misterio. La policía y los investigadores están tras sus pasos, pero hasta anoche sin novedades.

Si los pesquisas van reuniendo elementos y pruebas para determinar las circunstancias en las que este interno pudo burlar los controles y ganar la calle. Un día después de conocido el hecho el propio Gobierno de Mendoza comunicaba el pase a disponibilidad de cuatro penitenciarios que cayeron en la farsa de reo. Se trata de tres jefes: el de accesos de visitas, el de turnos y el del módulo dos, donde estaba alojado Suárez, y del encargado de requisas. A ellos ya se les abrió un sumario en la Inspección General de Seguridad.

Sin embargo, el espectro investigativo se amplió y seis penitenciarios más quedarán vinculados en el expediente que inició la Fiscalía 15 de Luján. Son quienes estaban en los puestos de control de Almafuerte ese día y que tampoco pudieron advertir que el acusado huía.

En total son 10 los vigiladores que están en la mira y que en los próximos días serán imputados por el fiscal Galdo Andreoni, a cargo de la investigación. El magistrado los acusará de favorecimiento de evasión culposa, que no tiene pena de prisión pero si multa económica de $1.000 a $15.000 para funcionarios públicos que actúen de manera negligente.

Al penal
Los cómplices con los que contó Meteoro fueron dos hombres, aparentemente parientes de sus compañeros de celda, que habían asistido al penal en el horario de visitas. Uno de ellos fue detenido el jueves en su casa de Guaymallén, Carlos Silva (56), el hombre paralítico con quien se habría camuflado Víctor Suárez.

De su vivienda secuestraron dos sillas de ruedas, una en la que se movilizaba y otra que estaba en la propiedad. Las dos fueron sometidas a diferentes peritajes y se comprobó que ninguna fue la utilizada en el escape.

Silva fue imputado por favorecimiento de evasión dolosa, con pena de 1 mes a 4 cuatro de reclusión. Si bien es un delito excarcelable este hombre pasará al penal por decisión del fiscal y por que ya cuenta con antecedentes. Su prontuario indica que participó en robos, amenazas y portación de armas, por lo que permaneció cinco años en la cárcel.

Prófugo pide libertad
El otro cómplice, que hasta al momento no ha sido detenido a pesar de los allanamientos, presentó mediante su abogado un pedido de libertad, teniendo en cuenta que está a la orden del día en la policía.

Esto fue rechazado por la fiscalía y cuando sea detenido será imputado por el mismo delito que Silva.


Dos imputaciones más
Los dos presos que compartían el calabozo con Meteoro también serán acusados bajo el mismo cargo que los cómplices del escape. Los investigadores entienden que estos sujetos estaban al tanto del plan ideado por el acusado y fueron parte necesaria.

Condenado por estafas
Meteoro fue sentenciado a 5 años y 6 meses de prisión el año pasado, por estafas vinculadas a la compra y venta de autos en la provincia. En 8 hechos Suárez admitió su autoría y recibió esa pena.

Más noticias