Diario Uno Policiales

Contando los intentos la estadística alcanza las tres cifras. Mendoza rankea segunda entre las provincias con más decesos carcelarios. 

Rejas de la muerte: los suicidios en prisión suman 81 muertes en 5 años

Por UNO

Por Orlando Tirapuotirapu@ciudadano.com.ar

Seguir leyendo

En la madrugada del martes, durante una recorrida de rutina dos funcionarios del cuerpo carcelario del penal de San Felipe encontraron dos reos ahorcados en una misma celda. Este último episodio, de apariencia suicida con presunción de pacto entre los protagonistas, cierra un balance numérico preocupante para las dependencias penitenciarias de la provincia: 81 personas se quitaron la vida en una cárcel entre el 2008 y el primer semestre del corriente año.

El dato nace de un recuento realizado por diario El Ciudadano sobre los casos que tuvieron repercusión mediática desde enero del 2008 en adelante. Estos números, que evidencian fallas de toda índole (en especial en materia de derechos humanos), fue confirmado por el Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (Cepoc), una organización conformada en abril de 2004 por criminólogos, sociólogos y abogados que ejercen la docencia y la investigación en áreas relacionadas con el control social, las políticas criminales y la situación carcelaria en la Argentina.

Medalla de plataLa provincia, desde hace más de diez años, se posiciona segunda en la lista de estados que más casos de suicidios carcelarios registran. En primer lugar está Buenos Aires con 133 hechos de este tipo en los últimos 5 años, seguido por Mendoza con 81 y en tercer lugar la provincia de Córdoba, con 72 muertes autoprovocadas.

Sin embargo, en este frío cálculo no se tienen en cuenta los intentos de suicidio, que, a pesar de no haberse concretado, igual ponen de manifiesto espantosas situaciones de encierro, violencia, abuso y drogas en las prisiones de la provincia. Así, si se tienen en cuenta los hechos que no pudieron ser completados, en Mendoza serían cerca 350 los casos registrados, según el Cepoc.

Pantallas, mentiras, ajustesDe acuerdo a los registros periodísticos recabados, la mayoría de los casos ocurridos en Almafuerte, San Felipe y el penal de Boulogne Sur Mer no tienen resoluciones claras. Por el contrario, muchas veces estos sucesos son cerrados por falta de pruebas y al mismo tiempo son sospechados de esconder negros propósitos. Lo cierto es que la Justicia, durante el período 2008/2013, de los 81 casos solo resolvió 26, mientras que los restantes están provisoriamente cerrados por falta de pruebas, según informaron desde el Cepoc.

DD.HH. y controversiaOtra marca que también encabezan las prisiones locales es aquella en la que se registran las sanciones internacionales por violación a los derechos humanos. Nuestra provincia ‘cosechó’, durante los últimos 5 años, 511denuncias provenientes de oficinas de investigación pertenecientes a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Este tema ha generado controversia social, ya que una buena parte de la población opina que no está bien invertir fondos públicos para mejorar la calidad de vida de los delincuentes. Pero, por otro lado, también hay gente que sostiene que para bajar estos niveles de agresión, violencia y muerte, es necesario implementar programas de control penitenciario en conjunto con entidades fiscalizadoras nacionales e internacionales.

Un análisis más científico y social de la problemática, desarrollado por el sociólogo mendocino Aníbal Beltrán, dice que muchas de estas muertes tienen origen en el encierro que los reclusos sufren día a día.

“De las 24 horas, los presidiarios pasan 20 encerrados. Esta, sin lugar a dudas, es una de las variables que determinan la mayoría de los suicidios e intentos", opina el profesional.

Tal vez, una solución sería implementar propuestas de trabajo fuera de las dependencias y así generar productividad y al mismo tiempo bajar la alta tasa de muertes producto del encierro y la depresión.

Fuente: Diario El Ciudadano.