Policiales Jueves, 4 de enero de 2018

Prisión domiciliaria para el presunto estafador de Golden Fest

Adrián Guirín (31) deberá pagar una fianza de 500.000 pesos. Para el juez, no hay riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la causa.

Adrián Guirin

Adrián Guirín Bello, el hombre de 31 años denunciado un centenar de veces por presuntas estafas cometidas con la empresa de eventos Golden Fest, saldrá de la cárcel en los próximos días. El imputado logró obtener el beneficio de la prisión domiciliaria, que se hará efectivo una vez cumplida una serie de condiciones.

En la mañana de este jueves se realizó una audiencia en el Segundo Juzgado de Garantías, ya que la defensa del sospechoso había solicitado el beneficio. El juez Marcos Pereira escuchó su postura y la de la fiscal de Delitos Económicos Susana Muscianisi -subroga a su par Santiago Garay-, quien se opuso a esa medida.

El magistrado le dio la derecha al procesado y le concedió la prisión domiciliaria, aunque para esto deberá pagar una fianza de 500.000 pesos y utilizar una pulsera de GPS provista por el Servicio Penitenciario. Pereira entendió que no existe riesgo de fuga ni entorpecimiento de la investigación por parte Guirín.

El acusado ya había pedido esta medida de coerción ante el fiscal anterior de la causa, Tomás Guevara, a cambio de devolver el dinero correspondiente a las víctimas. Sin embargo, el investigador no accedió porque se trata de una suma de dinero muy importante, ya que no sólo debe devolver la cantidad estafada sino también una indemnización.

Lo cierto es que en los próximos días el hombre saldrá del penal de Boulogne Sur Mer y quedará alojado en el domicilio que fije como residencia.

Mientras tanto, el fiscal Garay -está de licencia hasta febrero- avanzará con la pesquisa ya que obtuvo una prórroga de la investigación por cuatro meses a fines de noviembre pasado. La principal tarea del sabueso judicial es determinar de las 150 denuncias cuáles son estafas y cuáles son incumplimientos contractuales -fallas menores en las fiestas que deben resolverse en sede civil-. Por el momento, Guirín está imputado en menos de una docena de causas penales.

El caso

Adrián Guirín -a veces utilizaba otro apellido- era el titular de la empresa organizadora de eventos privados Golden Fest, que ofrecía la realización de fiestas a un precio bastante accesible. Varios casamientos y cumpleaños se realizaron con normalidad, con alguna que otra falencia, pero en diciembre de 2016 se destapó la olla.

El padre de una joven lo escrachó por Facebook ya que Guirín ni siquiera había reservado el salón donde debía realizarse el cumpleaños de 15 de su hija. Este comentario y posterior denuncia motivó a otras víctimas a tomar el mismo camino, tanto en la red social como en sede judicial.

Dejanos tu comentario