El caso del presunto ladrón linchado en Guaymallén atraviesa horas claves. Tres de los cinco detenidos fueron imputados por el homicidio de Ariel Gustavo Sejas (31) pero podrían recuperar su libertad si se comprueba que actuaron en legítima defensa, o al menos en un exceso de esta.

La reconstrucción del crimen en Guaymallén se complica en los detalles. Para la Fiscalía está claro que se generó una riña entre varias personas porque Ariel Sejas aparentemente estaba intentado cometer un asalto -uno más de los tantos que había cometido en la zona-. También que el hombre fue asesinado de una certera puñalada en el corazón.

Te puede interesar...

El fiscal Gustavo Pirrello pidió una prórroga para resolver al situación de los cinco aprehendidos. A las 3 de la madrugada de este martes se vencía el plazo límite, por lo que decidió imputar a tres de ellos como coautores de homicidio simple. Se trata de dos hermanos que tienen un taller mecánico en la zona y otro lugareño -se reservan sus identidades por cuestiones de seguridad-.

Con este panorama, el magistrado cree que los tres intervinieron en igual forma en el ataque letal. La otra opción era imputarles homicidio en riña, un delito excarcelable, que implica que no se puede determinar quien propinó la herida que concretó el crimen en Guaymallén

Pero por estas horas la situación de los acusados podría mejorar, incluso llegando a obtener la libertad. Será fundamental el aporte de testigos que esclarezcan la actitud de la víctima fatal. Es que si se determina que Ariel Sejas también atacó a los hoy imputados podría entenderse como un exceso de legítima defensa, delito que prevé de 1 a 5 años de cárcel.

Crimen en Guaymallén

En los últimos minutos del sábado pasado, un llamado al 911 alertó sobre un sujeto ebrio que estaba golpeando un portón en la intersección de Figueroa Alcorta y Oruro, en la zona conocida como Media Luna. Luego otros reportes hablaban de una batahola entre vecinos del lugar. Cuando llegó la Policía, Ariel Sejas ya estaba siendo trasladado a un centro asistencial aunque perdió la vida.