Policiales Jueves, 30 de agosto de 2018

Pidieron prisión perpetua para Julieta Silva

El abogado querellante solicitó la máxima pena. En tanto que el fiscal dijo que debe ser condenada a 14 años de cárcel.

Este jueves comenzaron los alegatos en el juicio por la muerte de Genaro Fortunato en San Rafael. Mientras el fiscal del caso pidió 14 años de cárcel para la acusada Julieta Silva, el abogado querellante solicitó la máxima pena: prisión perpetua.El fiscal Fernando Guzzo consideró que Silva actuó en forma "claramente dolosa" con el atenuante de emoción violenta y además pidió el decomiso del auto Fiat Idea con el que lo atropelló. También que se revoque la prisión domiciliaria.

Convencido. El fiscal de cámara Fernando Guzzo acusará en los alegatos por homicidio con dolo (intención). Foto: Nicolás Galuya / Diario UNO.
Convencido. El fiscal de cámara Fernando Guzzo acusará en los alegatos por homicidio con dolo (intención). Foto: Nicolás Galuya / Diario UNO.

"El Ministerio Público Fiscal entiende en primer lugar que resulta justo y equitativo que se le aplique a la señora Julieta Silva la pena de 14 años de prisión con la inhabilitación del artículo 12 del Código Penal con el decomiso del auto que utilizó", dijo el funcionario.

Añadió que "vamos a solicitar al tribunal que al momento de dictar sentencia deje de manera inmediata los alcances de la prisión preventiva en la modalidad domiciliaria y ordene la internación en un establecimiento carcelario".

Foto: Nicolás Galuya / Diario UNO
Foto: Nicolás Galuya / Diario UNO

Consideró que "no reúne los supuestos requisitos para la prisión domiciliaria" que venía gozando hasta el juicio.

También dijo que "no va a ser posible una pena de ejecución condicional". No pidió la perpetua como se especulaba en un primer momento.

Quien sí solicitó la máxima pena fue el abogado de la familia Fortunato, Tíndaro Fernández. Entendió que está probada la calificación de homicidio agravado por el vínculo. En subsidio, el letrado querellante pidió 20 años de cárcel para Silva por homicidio simple.

"Las luminarias del alumbrado público, más las luces del auto prendidas, son un indicador de que podría haber visto el cuerpo", alegó el abogado. También agregó que "Silva sabía a quien había atropellado, lo sabía por las discusión y el forcejeo".

Con respecto al alegato del abogado defensor, Alejandro Cazabán, solicitó un cuarto intermedio hasta este viernes para argumentar su postura. El Tribunal accedió al pedido y el juicio continuará mañana.