Policiales Jueves, 20 de septiembre de 2018

Piden 15 años de prisión para acusado de intentar matar a su pareja a puñaladas

Este viernes se sabrá la sentencia contra el hombre de 37 años. La investigación sostiene que atacó a su pareja dos veces en quince días y luego la amenazó por teléfono desde el penal.

Jorge Antonio Olarte Reyes (37) está detenido desde el 15 de mayo de 2017. Lo acusan de intentar asesinar a su pareja tras propinarle casi media docena de puñaladas. Este viernes sabrá qué decide la Justicia sobre su futuro procesal. Arriesga hasta 15 años de cárcel.

Este jueves se realizaron los alegatos en el debate donde es juzgado por tentativa de de femicidio. La fiscal de Homicidios Claudia Ríos solicitó que sea condenado a 15 años de prisión. La defensa argumentó que hay dudas en la tipificación del delito ya que sólo se constataron lesiones leves en la víctima.

El hecho del cuál mañana se sabrá la verdad penal ocurrió el mismo día en que fue capturado, en una casa ubicada en el barrio 28 de Mayo, en Lunlunta, Maipú. Ese día en la tarde se encontraban en el lugar la víctima y Olarte. Una discusión que comenzó por una presunta infidelidad terminó de una forma violenta.

Según sostiene la parte acusatoria, el hombre tomó un cuchillo y apuñaló en reiteradas ocasiones a la mujer en el tórax intentando asesinarla. Luego se hirió a sí mismo en la garganta con intenciones de quitarse la vida. Ambos sobrevivieron.

Días después de su detención, el propio Olarte confesó su autoría en los hechos aunque habló de una supuesta infidelidad por parte de la mujer. De hecho, durante la investigación, su defensa solicitó que vuelva a declarar la víctima para confirmar este dato.

Si bien la estrategia era demostrar un estado de emoción violenta, esto no prosperará ya que la Ley estipula que ese atenuante no corresponderá en casos de violencia de género donde existan antecedentes. Olarte ya tenía una prohibición de acercamiento por atacar a la víctima dos semanas atrás. Incluso en esa ocasión fue imputado por amenazas y lesiones leves agravadas por mediar un contexto de violencia de género.

La pena que solicitó la fiscal Ríos contempla la unificación de ambos hechos. Incluso solicitó que se extraiga una compulsa para investigar supuestos llamados amenazantes que la víctima ha recibido del acusado cuando este se encontraba en el penal. La mujer aseguró que el hombre intentó convencerla de que cambie su testimonio y diga que se trató de un pacto suicida.

Más noticias