Diario Uno Policiales

La pequeña le mordió la mano al hombre, a pesar de que era amenazada con un arma. La  víctima fue intercepatada cuando había salido a comprar. Al sujeto se lo conoce como el "violador de la moto" en Florencio Varela.

Una niña de 12 años logró escapar del violador "de la moto" después de una valiente reacción

Por UNO

En una desesperada y valiente reacción, una niña de 12 años logró escapar de las garras de un violador mordiéndole la mano a pesar de estar bajo la amenaza de un arma de fuego.

El hecho del que da cuenta el Diario Popular ocurrió en el barrio Presidente Avellaneda de Florencio Varela, en Buenos Aires, y el sujeto es conocido por los vecinos como el Violador de la Moto, ya que se moviliza en una Suzuki X-100 y se le atribuyen otros ataques similares.

La niña de 12 años consiguió escapar del intento de abuso sexual, mordiendo la mano de su captor, en momentos en que éste bajo amenazas de muerte con un arma de fuego, la había conducido hacia un descampado de la localidad de Bosques.

El hombre, que logró escapar, es conocido por los vecinos como el "violador de la moto", ya que se moviliza en una Suzuki X-100 y se le atribuyen otros ataques de similares características, entre ellos, el sufrido por una alumna a la salida de una escuela del mismo barrio Presidente Avellaneda de esa zona del partido de Florencio Varela.

Este último caso se registró cuando la nena fue interceptada por el hombre (un joven de unos 25 años), el martes pasado, cerca de las 14.00, cuando salió de su casa para hacer compras en un comercio.

El padre de la nena contó que "antes de llegar al almacén del barrio, este tipo la acorraló con la moto contra la pared, la agarró de los pelos y apuntándole con una pistola, la obligó a subir. Se la llevó a unas siete cuadras de allí, a un terreno baldío, y ahí le dijo "hasta acá llegaste pendeja". Después le tapó la boca para que no grite y, cuando iba a violarla, mi hija lo mordió y le arrancó un pedazo de carne de la palma de la mano".

"Pudo correr y esconderse detrás de un arbusto. El violador la empezó a buscar, pero no la descubrió, entonces agarró el arma que se le había caído, cuando ella lo mordió, se subió a la moto y se fue.

Recién ahí salió de donde estaba escondida y se vino corriendo a casa", agregó.

Tras la denuncia del intento de abuso sexual que se radicó en la comisaría 4ta. de Florencio Varela, los vecinos del barrio Presidente Avellaneda de Bosques se manifestaron frente a la seccional local para exigir "mayor presencia policial en las calles, con los refuerzos de Gendarmería Nacional en el horario que la gente sale a trabajar o a llevar a los chicos a la escuela".

A partir de los dichos de la niña, se pudieron reconstruir algunas de las características del "violador de la moto".

El sujeto es flaco, de tez trigueña, pelo largo, siempre cubre parte de su rostro con una vista y tiene un tatuaje en el cuello, como principal seña particular.

Se moviliza en una moto marca Suzuki X-100, de color azul, que puede ser identificada por una calcomanía de una calavera en el tanque de nafta, y otra en la parte trasera que dice "ROLO".

Fuente: Noticias Argentinas.

Seguir leyendo