Diario Uno Policiales Diego Aliaga

Misterio por la desaparición de documentos entre Aliaga y su socio

Por UNO

Mientras las autoridades están abocadas a buscar a Diego Alfredo Aliaga (51) y un juez debe resolver un pedido de libertad de los cuatro sospechosos, una presentación en la causa generó polémica por la desaparición de documentos.

Te puede interesar: En tres departamentos endurecen las restricciones por el aumento de contagios de coronavirus

La defensa de Diego Barrera, Bibiana Siacolle, Lucas y Gastón Curi hizo una presentación en el expediente por secuestro extorsivo que está bajo secreto de sumario.

Es que los abogados tienen entendido que en los allanamientos que se realizaron un barrio privado que terminaron con las detenciones también se secuestraron algunos documentos de interés.

Se trata de un contrato de compraventa, recibos de pago y formularios entre Barrera y Aliaga sobre la propiedad allanada y sobre un auto Chevrolet Camaro. Lo cierto es que estos papeles no están en la causa, pese a que sí fueron secuestrados por los policías.

Los letrados solicitaron la desgrabación de las comunicaciones por radio entre los policías que han intervenido en la causa para detectar si efectivamente se apoderaron de esos documentos.

Te puede interesar: Cornejo: "Pareciera que en Mendoza se apilan los cadáveres"

Por otro lado, los representantes de la familia también presentaron un escrito manifestando que el rostro de los cuatro sospechosos ha sido publicada en distintos medios de comunicación y esto contaminará una futura rueda de personas -hasta el momento no se ha ordenado esa medida con ningún testigo-.

¿Libertad?

Se espera que entre este viernes y este sábado el juez federal Marcelo Garnica se expida sobre el pedido de libertad o prisión domiciliaria que realizó la defensa días atrás.

El argumento más fuerte de los abogados es que la única integrante de la familia que no fue detenida es la hija del matrimonio, una joven que cumplió 18 años en junio pasado y se encuentra viviendo sola en su casa.

Es por esto que pidieron que salga de penal al menos uno de los detenidos para poder cuidar y solventar a la adolescente.

 Embed      

Misterio

El 28 de julio pasado, Diego Aliaga salió con una mujer de su casa ubicada en el barrio Palmares. Manejaba una camioneta que le había prestado un vecino.

El hombre se iba a reunir con su socio, Diego Barrera, en una propiedad adquirida en Rodeo de la Cruz. Nunca volvió. Horas después, a su hermano le pidieron por teléfono una importante suma en dólares para volver a verlo con vida, pero los supuestos secuestradores nunca volvieron a llamar.

Según captaron las cámaras de seguridad, Barrera regresó en la misma camioneta a la casa de Aliaga y estuvo algunos minutos en el interior. Eso lo convirtió en el principal sospechoso y terminó detenido en la noche del lunes, junto a su pareja y los dos hijos de ella.