Diario Uno Policiales

La alumna de 15 años que asiste al DAD había relatado en la sede judicial que tres hombres la secuestraron. Su madre se presentó en la oficina fiscal diciendo que estaba “muerta de vergüenza” porque su hija había inventado todo.

Mintió la chica de 15 que denunció haber sido secuestrada en la UNCuyo porque le fue mal en el colegio

Por UNO

Por Leonardo Otamendiotamendi.leonardo@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

La adolescente de 15 años que denunció haber sido secuestrada el pasado martes durante tres horas por tres hombres en el predio de la UNCuyo, mintió. Inventó el relato porque le había ido mal en la escuela.

La madre de la alumna, que asiste al Departamento de Aplicación Docente (DAD), se presentó este viernes minutos antes de las 20 en la Oficina Fiscal N°2, de Capital, para poner en conocimiento a las autoridades judiciales que su hija había inventado todo lo relativo al rapto.

“Estoy muerta de vergüenza, pero nada de lo que contó mi hija pasó”, fueron las palabras que pronunció la mujer cuando llegó a la sede judicial. Durante la tarde la joven se quebró ante su progenitora y decidió contarle la verdad. Tal vez una de las motivaciones fue la repercusión mediática del caso. Posiblemente también decidió confesarle a su madre que había mentido debido a que en los peritajes los profesionales iban a advertir que estaba fabulando.

La causa será archivada por el fiscal instructor Gustavo Pirrello, quien ya había solicitado exámenes psicológicos para la joven porque había “puntos en su relato que no cerraban”, dijo el magistrado el jueves. De todos modos, se utilizaron en este casa recursos del Estado e investigadores puesto a disposición de una causa ficticia.

El presunto rapto

Que la habían raptado tres hombres frente al campo de deportes de la UNCuyo; que la llevaron a una casa del barrio San Martín y que intentaron abusar de ella, fue todo un relato ficticio que la chica. El fin del engaño de la adolescente aún no está del todo claro. Pero lo que sí confirmó su madre es que su hija le reveló que el origen de la mentira estaba vinculado a que le había ido mal en el colegio.

Pero la mujer también aclaró dónde había estado su hija desde que salió de clases hasta las 18.30, que fue encontrada por una mujer en los portones del Parque. Al parecer, se fue a la casa de una compañera y para justificar la pérdida de tiempo, inventó el rapto y todos los detalles.