Policiales Viernes, 21 de septiembre de 2018

Mariano Luque, con riesgo de recibir la prisión perpetua

El fiscal de cámara solicitó que el acusado de matar a la niña Chacón sea juzgado por homicidio criminis causa

Las primeras audiencias del juicio por Johana Chacón (13) han cambiado el posible futuro procesal del único imputado del caso, Mariano Luque (36). El sospechoso podría ser condenado a prisión perpetua, ya que la fiscalía cree que este hombre habría matado a la menor para ocultar otro delito.

El fiscal de cámara en el debate, Alejandro Iturbide, luego de estudiar el expediente arribó a la conclusión de que la carátula de la causa debería modificarse. Su hipótesis es que Luque debe ser juzgado y condenado por un homicidio criminis causa, en el hecho que tiene como víctima a Johana.

El representante del Ministerio Público Fiscal sostiene que el acusado podría haber matado a la chica por dos presuntos motivos. Por un lado, porque ella sabía que este hombre tenía vinculación con la desaparición de Soledad Olivera (29), quien en 2011 dejó de ser vista. La segunda hipótesis está relacionada con un presunto abuso que Chacón habría sufrido y que podría haber cometido Luque, pero que pretendía que nunca se supiera.

El fiscal considera que el imputado quiso lograr la impunidad en algunos de estos episodios, y para ello asesinó a Johana. Este tipo de accionar en el Código Penal se conoce como homicidio criminis causa -matar para ocular otro delito- y tiene como pena única la prisión perpetua.

La exposición de Iturbide fue recibida por el tribunal y tuvo el acompañamiento de las partes querellantes, Fernando Peñaloza y la dupla Pablo Salinas-Viviana Beigel. Por su parte, la defensa a cargo de Armando y María del Carmen Aguilar no planteó objeciones.

En este contexto, en la finalización del debate los jueces Rafael Escot, Gonzalo Guiñazú y Aníbal Crivelli podrán condenar por homicidio simple, el delito con el que la causa llegó a juicio y que tiene penas de 8 a 25 años, o el criminis causa que conlleva a la máxima sentencia.

Habrá que ver qué elementos y pruebas evidencian durante el proceso la fiscalía y los querellantes para lograr la perpetua.

Luego de la primera audiencia del miércoles, cuando declararon Luque, Beatriz Chacón (hermana de Johana) y Mirta Ruiz, madre de la víctima, la jornada de ayer consistió en la presentación de testigos de las partes, aunque no hubo testimoniales. Todas ellas-serán 24- se concretarán la semana que viene, desde el lunes y hasta el jueves. Luego pasarán al análisis de diversas pruebas.

Luque está frente a su segunda posible condena. El año pasado recibió la pena de 12 años por el crimen de Soledad Olivera. Dos años antes había sido absuelto en esta causa, pero la Suprema Corte de Justicia de la Provincia anuló el fallo y ordenó otro juicio.

Once meses después de la desaparición de esta mujer, dejó de ser vista Johana Chacón. Las dos tuvieron como último lugar la finca Curallanca (el propietario es el padrastro de Luque), ubicada en Tres de Mayo, Lavalle. El único sospechoso fue siempre el mismo hombre, quien se mantuvo en libertad hasta que Beatriz Chacón declaró que vio cuando él ahorcaba a Johana. Esta mujer tenía una relación con el acusado y ratificó la versión en el inicio del juicio.