Diario Uno > Policiales > Fernando Báez Sosa

Los padres de Fernando Báez Sosa piden condena ejemplar para los rugbiers

"Vivimos muy mal, no pudimos superar la pérdida de nuestro hijo", aseguraron los padres de Fernando Báez Sosa, el chico asesinado por rugbiers en Villa Gesell.

Los padres de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell por un grupo de rugbiers, exigieron que "los asesinos tengan una condena ejemplar".

"Vivimos muy mal, no pudimos superar la pérdida de nuestro hijo. En el día a día es muchísimo más el dolor, no podemos creer lo que le hicieron. Lo masacraron de una manera que es muy dolorosa. Perdimos lo mejor de nuestra vida. Él nos daba ganas de seguir, prosperar, ahora salimos a trabajar pero sin sentido. Pero sigo adelante, me ayuda a despejarme", manifestó Silvano Báez.

Te puede interesar...

En declaraciones a la prensa, Graciela Sosa reclamó a la Justicia que avance en el proceso e inicie el juicio oral contra Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz.

Crimen de Villa Gesell el joven asesinado Fernando Baez Sosa.jpg

"Vivimos muy mal, no pudimos superar la pérdida de nuestro hijo", aseguraron los padres de Fernando Báez Sosa, el chico asesinado por rugbiers en Villa Gesell.

"Es incierto el inicio del juicio, esperamos que pronto se conozca la fecha. A nosotros solos nos queda pedir justicia. La verdadera justicia es la condena perpetua", señaló la madre de Fernando Báez Sosa.

Los rugbiers están imputados por el delito de "homicidio doblemente agravado por la alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas", que tienen una pena de prisión perpetua.

El próximo lunes se cumplirá un año desde la salvaje golpiza que ese grupo de jóvenes oriundos de Zárate le propinó en Villa Gesell a Fernando, quien falleció producto de las heridas: su muerte conmocionó a todo el país.

Este domingo los padres de la víctima realizarán una colecta solidaria en su recuerdo, ya que, además de estudiar abogacía, realizaba tareas de ayuda a los sectores más vulnerables.

En la previa al primer aniversario del asesinato, Silvano Báez y Graciela Sosa fueron recibidos por el presidente Alberto Fernández el pasado jueves en la Casa Rosada.