Policiales Jueves, 4 de febrero de 2016

Los antecedentes del Choro Willi, abatido por la Policía en El Algarrobal

La Justicia creen que los efectivos actuaron en legítima defensa.

El Choro Willi, un joven de 28 años ultimado por la Policía en la mañana de este jueves, tenía varios antecedentes que pesaban sobre su espalda, con entradas y salida de la cárcel. En las primeras horas de la investigación, las autoridades creen que los uniformados actuaron en cumplimiento de su deber.

Jonathan William Poblete Herrera ingresó por primera vez a la cárcel el 19 de mayo de 2014, acusado por una tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

En ese entonces ya sumaba también una causa originada en Las Heras por portación ilegítima de arma de fuego y encubrimiento.

En julio, fue trasladado desde el penal de Boulogne Sur Mer hasta el Complejo San Felipe hasta el 25 de noviembre pasado, cuando cesó la prisión preventiva que lo tenía tras las rejas.

Apenas unos meses duró el joven en la calle. El Choro Willi, tal como lo conocen en su entorno, recibió un impacto de una bala 9 milímetros en su pierna izquierda que le dañó la arteria femoral y provocó que muriera a causa de la pérdida de sangre. Todo esto ocurrió tras robar una camioneta de la Municipalidad de Guaymallén.

El fiscal especial Santiago Garay se encuentra investigando el hecho que tuvo su inicio en El Bermejo y su desenlace en El Algarrobal. Los tres policías que participaron del operativo para frustrar el asalto se encuentran identificados y están a disposición de la Justicia.

Incluso uno de ellos admitió haber sido quien baleó al malviviente en la pierna, aunque esto será confirmado con los cotejos balísticos que se harán con las tres pistolas que les secuestraron a los policías y el proyectil que impactó al fallecido.

De todas formas, según confiaron fuentes judiciales, en las primeras horas de la investigación todo hace suponer que los efectivos actuaron bajo las normativas y no serán imputados bajo ninguna calificación.

En tanto que en la Inspección General de Seguridad (IGS) comenzaron a realizarse las primeras labores para iniciar una investigación administrativa de rigor, aunque creen que los uniformados no serán sancionados ya que repelieron un ataque armado y no hubo exceso en su accionar policial.

En paralelo, las autoridades están tratando de identificar a un cómplice que actuó en el robo junto al Choro Willi. "No sabemos si escapó mientras se tiroteaban con los policías o si se bajó de la camioneta minutos antes", explicó un sabueso judicial.

Persecución y muerte

La situación tuvo su inicio en la intersección de Mathus Hoyos y Félix Suárez, en Guaymallén. Una cuadrilla se encontraba realizando tareas de limpieza en el barrio Nueva Esperanza, cuando un hombre comenzó a amenazarlos con un arma de fuego. El delincuente realizó dos disparos al suelo, para amedrentar, aunque terminó hiriendo levemente a las víctimas con las esquirlas de la bala, según informaron desde el municipio.

El malviviente se llevó una camioneta Peugeot Partner de la comuna, aunque las autoridades comenzaron a rastrearla por el sistema satelital del GPS. De esta forma, un móvil de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) de Las Heras y personal de la Comisaría 56 logró interceptarlo en calle Pascual Segura de El Algarrobal.

El asaltante se bajó del rodado y disparó contra personal policial, según la versión oficial, por lo que los efectivos repelieron el ataque y terminaron hiriéndolo fatalmente.

Más noticias